• El presidente ruso, Vladimir Putin, da la mano al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, después de una reunión en Vladivostok, 25 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 25 de abril de 2019 14:17
Actualizada: jueves, 25 de abril de 2019 21:24

Rusia insiste en proporcionarle a Corea del Norte las garantías para su seguridad y señala al derecho internacional como base para el desarme nuclear del país.

“Corea del Norte necesita garantías de su seguridad, de la preservación de su soberanía. ¿Qué tipo de garantías podrían ser excepto las jurídico-internacionales? Tenemos que dar los primeros pasos para aumentar la confianza. Me parece que, en general, al final, es posible”, ha dicho este jueves Putin en una rueda de prensa tras reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la ciudad de Vladivostok.

Conforme ha señalado el mandatario ruso, un proceso de desarme nuclear de Pyongyang “solo podrá llevarse a cabo a través del derecho internacional”.

En el mismo sentido, ha asegurado que si no se permita que “la ley del más fuerte” defina el panorama mundial, se dará el primer paso y el más importante para “resolver situaciones como la configurada en la península de Corea”.

Corea del Norte necesita garantías de su seguridad, de la preservación de su soberanía. ¿Qué tipo de garantías podrían ser excepto las jurídico-internacionales? Tenemos que dar los primeros pasos para aumentar la confianza. Me parece que, en general, al final, es posible”, dice el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en una rueda de prensa tras reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la ciudad de Vladivostok.

 

Durante la reunión, ambas figuras “tradicionalmente amistosas” —como ha evaluado Kim— han abogado por el desarrollo de las relaciones bilaterales.

El encuentro goza de un carácter histórico, ya que es el primer cara a cara entre los dos mandatarios y, en concreto, por haberse celebrado después de la segunda reunión de Kim con el presidente estadounidense, Donald Trump, en Hanói, la capital de Vietnam, para lograr un alivio de las tensiones entre Washington y Pyongyang.

De hecho, Kim y Trump no consiguieron concretar acuerdo alguno en Vietnam por la postura inflexible de Estados Unidos en las negociaciones, como evidencia su rechazo a la petición de Pyongyang de levantar parte de las sanciones norcoreanas.

Al mismo respecto, Putin ya ha reafirmado las bases del Gobierno ruso en su política hacia las tensiones en la península coreana, pidiendo que se alivien las sanciones internacionales contra Pyongyang. Efectivamente, el presidente ruso critica también a EE.UU. por “no dar nada a cambio” ante las medidas de Pyongyang a favor de la desnuclearización de la península coreana. 

tqi/ctl/krd/alg

Comentarios