• Un misil hipersónico Kinzhal portado por un avión de combate ruso modelo MIG-31.
Publicada: viernes, 22 de marzo de 2019 16:48
Actualizada: viernes, 22 de marzo de 2019 21:04

Cerca de 20 misiles rusos fueron trasladados recientemente a un sitio de prueba militar, según informó el jueves la cadena CNBC.

El medio estadounidense, citando a personas que tienen conocimiento directo de los informes de inteligencia norteamericana, anunció que esta medida de Rusia supone “otro hito” para el programa de armas hipersónicas del Kremlin.

Esto “demuestra” que los rusos tienen “la ambición de desarrollar” las armas hipersónicas y que “han priorizado este programa en particular”, indicó una persona que habló en condición de anonimato con CNBC.

Asimismo, agregó que “los rusos ya han determinado que dominan bien el diseño y ahora se enfocarán en refinar las mismas, a través de las pruebas”.

Las nuevas armas hipersónicas rusas fueron dadas a conocer por primera vez en el marzo de 2018 por el presidente ruso, Vladimir Putin. Se dice que esos proyectiles, algunos de los cuales ya están en servicio, le dan a Rusia un poder disuasivo inigualable.

Los rusos ya han determinado que dominan bien el diseño y ahora se enfocarán en afinar los armas a través de las pruebas”, dice una persona a la cadena estadounidense CNBC. 

 

Uno de ellos, citado por CNBC, es el misil hipersónico aire-tierra Kinzhal, que puede viajar 10 veces más rápido que la velocidad del sonido. El arma se pondría a disposición del Ejército ruso en 2020.

Según la fuente, Kinzhal –capaz de llevar cargas nucleares hasta 2000 kilómetros, además de ser indetectable a los radares– que significa “Daga” en ruso, fue probado al menos tres veces.

En julio pasado, Moscú probó con éxito el misil en cuestión contra un objetivo a casi 500 millas de distancia. Además, según un informe de la inteligencia de Estados Unidos, afirma que, una fuente publicó que Rusia lanzó en 12 ocasiones misiles hipersónicos colocados en cazas interceptores MiG-31. Y que, también, se está trabajando para ubicar el arma en un bombardero estratégico.

El viceministro ruso de Exteriores, Serguéi Riabkov, dijo el pasado febrero que su país está adoptando las medidas para garantizar su seguridad, teniendo en cuenta las amenazas de Washington. Asimismo, especificó que Moscú es capaz de eliminar esas amenazas potenciales gracias a las armas hipersónicas de fabricación nacional, como los sistemas Kinzhal y Avangard.

fdd/sjy/mkh

Comentarios