• Misiles supersónicos rusos del tipo Moskit destinados a unidades navales, en una exposición.
Publicada: miércoles, 14 de noviembre de 2018 15:16

El Pentágono advierte de que EE.UU. no está listo para afrontar ataques hipersónicos de China y Rusia, que siguen desarrollando sus capacidades en ese campo.

El subsecretario para investigación e ingeniería del Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono), Michael Griffin, alertó el martes en la capital estadounidense de que Estados Unidos no ha hecho inversiones significativas en tecnología de misiles hipersónicos desde la presidencia de Ronald Reagan (1981-1989).

Desde entonces, dijo el alto funcionario en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington, ha pasado una generación o dos, y otras naciones como China y Rusia han seguido desarrollando, a ritmo acelerado, armas de ese tipo muy manejables y difíciles de detectar.

Si Washington no es capaz de adaptarse a esos desafíos, los avances de China y Rusia podrían plantear amenazas existenciales a su seguridad, advirtió Griffin en un acto en el mencionado centro.

 

Tras recordar a los asistentes que las armas hipersónicas pueden viajar cinco veces a la velocidad del sonido (Mach 5) sin ser detectadas por los sistemas antiaéreos de su país, el funcionario subrayó que si Estados Unidos quiere seguir al día en esa tecnología puntera debe cambiar su actual posicionamiento y empezar a desarrollar esas armas.

El Ejército estadounidense debe estar preparado para repeler cualquier ataque de este tipo, señaló el subsecretario, teniendo en cuenta que el intervalo entre el lanzamiento y el impacto de un arma hipersónica es de apenas unas decenas de minutos.

El Pentágono se encuentra en la preocupante tesitura de que su equipamiento militar no está a la altura de la destreza demostrada por Rusia en sus operaciones militares y maniobras a gran escala, ni del creciente poderío militar de China, sobre todo en el ámbito de los portaviones y misiles hipersónicos.

El pasado mes de julio, el segundo secretario del Ejército de EE.UU., Mark Esper, aseguró que es necesario que el Pentágono entienda la suma importancia de crear “máquinas de guerra innovadoras” para contrarrestar los avances de sus rivales más inmediatos, Rusia y China.

krd/mla/msm/mjs

Comentarios