• Los presidente de Rusia y de EE.UU., Vladimir Putin (dcha.), y Donald Trump, respectivamente, en Finlandia, 16 de julio de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 15 de enero de 2019 10:46
Actualizada: martes, 15 de enero de 2019 16:32

El Kremlin rechaza los informes sobre un supuesto pacto secreto entre los presidentes de Rusia y Estados Unidos y los atribuye a una “teoría conspirativa”.

“Es una teoría conspirativa que no tiene nada que ver con la realidad”, ha dicho el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en una entrevista concedida este martes al diario local Argumenty i Fakty (Aif), haciendo alusión a noticias circuladas en los últimos días en los medios de comunicación estadounidenses sobre un presunto acuerdo secreto entre los presidentes de Rusia y de EE.UU., Vladimir Putin, y Donald Trump, respectivamente.

De hecho, el diario estadounidense The New York Times, citando a fuentes anónimas, reveló el viernes que el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) abrió una investigación en 2017 —justo tras el despido del director del organismo James Comey— para determinar si Trump trabajaba secretamente a favor de Rusia.

El vocero de la Presidencia de Rusia ha atribuido tales noticias falsas a la gran fragmentación que existe entre la población y el Gobierno de Estados Unidos. “Son condiciones difíciles en las que Trump debe maniobrar”, ha indicado Peskov.

Es una teoría conspirativa que no tiene nada que ver con la realidad”, ha dicho el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, haciendo alusión en noticias circuladas en los últimos días en los medios de comunicación estadounidenses sobre un presunto acuerdo secreto entre los presidentes de Rusia y de EE.UU., Vladimir Putin, y Donald Trump, respectivamente.

Los servicios de inteligencia estadounidenses manifiestan que Rusia trató de ayudar a Trump para que ganara las presidenciales de 2016. Moscú ha desmentido reiteradamente cualquier implicación por su parte en el sistema político estadounidense y ha denunciado que estas acusaciones buscan desestabilizar al país euroasiático.

Trump afirma, a su vez, ser el presidente estadounidense que ha toma “la postura más dura” contra Rusia, en comparación con las tres Administraciones que le precedieron, las de Bill Clinton (1993-2001), George W. Bush (2001-2009) y Barack Obama (2009-2016).

La investigación sobre la trama rusa, no obstante, podría dar comienzo a un impeachment (Juicio Político) contra Trump, un proceso que apoya el 43 % del pueblo norteamericano, según indican los resultados de un sondeo elaborado por el Centro de Estudios e Investigación en Ciencias Sociales (SSRS, por sus siglas en inglés), en diciembre de 2018.

mnz/ncl/mtk/mkh

Comentarios