• El Kremlin, sede del Gobierno de Rusia en Moscú, la capital.
Publicada: viernes, 13 de julio de 2018 22:47
Actualizada: sábado, 14 de julio de 2018 10:32

El Gobierno de Rusia rechaza las acusaciones de Estados Unidos y asegura que nunca ha interferido en los procesos electorales norteamericanos.

“Quisiera subrayar otra vez (...) que el Estado ruso nunca ha interferido y no busca interferir en los procesos internos de Estados Unidos, especialmente en los procesos electorales”, ha declarado el asesor presidencial para Asuntos Internacionales de Rusia, Yuri Ushakov.

Sus declaraciones tienen lugar después de que el Departamento de Justicia de EE.UU. haya imputado este mismo viernes a doce “agentes” pertenecientes al Directorio Principal de Inteligencia de Rusia (GRU, por sus siglas en inglés), concretamente, a dos unidades: la 26165 y la 74455, por piratear la campaña presidencial de Hillary Clinton para los comicios estadounidenses de 2016.

Sin embargo, el alto cargo ruso ha indicado que si las autoridades estadounidenses disponen de evidencias sobre estas acusaciones, Rusia estaría dispuesta a analizarlas, e incluso colaborar con Washington en las investigaciones.

Quisiera subrayar otra vez (...) que el Estado ruso nunca ha interferido y no busca interferir en los procesos internos de Estados Unidos, especialmente en los procesos electorales”, ha declarado el asesor presidencial para Asuntos Internacionales de Rusia, Yuri Ushakov.


Del mismo modo, ha propuesto crear un grupo de trabajo conjunto de ciberseguridad para abordar este tipo de problemas a fin de que se pueda llegar a conclusiones más imparciales y justas entre ambos países.

Las principales agencias de inteligencia de Estados Unidos publicaron en enero de 2017 un informe que acusa a Moscú de haber orquestado una campaña de influencia para minar la confianza en los comicios del país y reducir las opciones de la referida excandidata demócrata en las presidenciales de 2016.

Entre tanto, Moscú niega enérgicamente cualquier presunta participación en dicha trama y señala que Washington, con estas acusaciones, intenta allanar el camino para intensificar la presión contra Rusia.

hgn/ctl/mkh/rba

Comentarios