• La portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajarova, habla durante una rueda de prensa en Moscú (capital), 15 de febrero de 2018.
Publicada: viernes, 16 de febrero de 2018 22:00

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajarova, ha rechazado este viernes las acusaciones de injerencia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, formuladas por Washington contra 13 ciudadanos y tres empresas rusos.

“¿Trece personas intervinieron en las elecciones estadounidenses? ¿Trece, contra los presupuestos multimillonarios de las fuerzas especiales? (...) ¿Absurdo? Sí. Pero así es la realidad política estadounidense”, ha comentado la portavoz de la Cancillería rusa en Facebook.

Zajarova también ha destacado que Washington podría utilizar el número 13 para evocar pensamientos oscuros referentes a este caso: “Aparentemente, (EE.UU.) pone (en este número) todas sus esperanzas, ya que no hay malas asociaciones con las demás cifras”, ha ironizado.

Yevgeny Prigozhin, el empresario que encabeza la lista de los acusados, ha subestimado las acusaciones de EE.UU., mientras ha dicho que “los estadounidenses son personas muy impresionables”.

“No estoy para nada molesto porque estoy en esta lista. Si quieren ver a un demonio, déjenlos”, ha afirmado Prigozhin en una entrevista con la agencia rusa RIA Novosti.

¿Trece personas intervinieron en las elecciones estadounidenses? ¿Trece, contra los presupuestos multimillonarios de las fuerzas especiales? (...) ¿Absurdo? Sí. Pero así es la realidad política estadounidense”, declara la portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajarova.

 

Hoy viernes, el fiscal especial estadounidense, Robert Mueller, encargado de la investigación de la llamada trama rusa, ha acusado en un informe a 13 ciudadanos y tres entidades de Rusia de “apoyar la campaña del entonces candidato presidencial Donald Trump (...) y menospreciar a Hillary Clinton”.

De acuerdo con ese informe, los imputados conspiraron desde 2014 hasta la actualidad para interferir “con los procesos políticos y electorales de Estados Unidos, incluida la elección presidencial de 2016”.

Un informe secreto de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) reveló en diciembre de 2016 que Rusia había intervenido en las elecciones para aupar a Trump a la Presidencia.

Además, un documento elaborado por los Servicios de Inteligencia de EE.UU. (USIC, por sus siglas en inglés) evidencia la supuesta piratería rusa. El Kremlin, sin embargo, ha negado toda implicación en el asunto.

snz/ctl/fmk/mkh

Comentarios