• El presidente ruso, Vladimir Putin, habla durante una reunión del Consejo de Estado en el Kremlin, en Moscú (capital rusa), 5 de abril de 2018.
Publicada: martes, 17 de abril de 2018 11:20
Actualizada: martes, 17 de abril de 2018 12:28

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha vuelto a denunciar que Estados Unidos, el Reino Unido y Francia han violado las normas del derecho internacional, incluida la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al bombardear, el sábado pasado, Siria.

En una conversación telefónica mantenida este martes con la canciller alemana, Angela Merkel, Putin ha discutido en detalle el agravamiento de la situación en torno a Siria, según ha informado el Kremlin a través de un comunicado.

“(Durante la conversación con Merkel) el presidente de Rusia ha enfatizado, una vez más, que las acciones del grupo de países occidentales que ha perpetrado el ataque a Siria, violaron gravemente las normas del derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas, y causaron un daño significativo en el proceso para hallar una solución pacífica a la crisis siria”, reza la nota.

En este sentido, ambos líderes han puesto énfasis en la importancia de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) lleve a cabo una investigación “exhaustiva y objetiva” sobre el supuesto uso de armas químicas contra civiles en el país árabe.

(Durante la conversación con Merkel) el presidente de Rusia ha enfatizado, una vez más, que las acciones del grupo de países occidentales que ha perpetrado el ataque a Siria, violaron gravemente las normas del derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas, y causaron un daño significativo en el proceso para hallar una solución pacífica a la crisis siria”, reza el comunicado del Kremlin. 

 

El aludido ataque se produjo la madrugada del sábado pasado, cuando Estados Unidos, el Reino Unido y Francia bombardearon múltiples instalaciones militares en Siria, tras acusar, sin prueba alguna, al Gobierno de Damasco, de llevar a cabo, el 7 de abril, un ataque con armas químicas en la ciudad de Duma, en la región de Guta Oriental, al este de Damasco, capital de Siria.

Mientras tanto, el Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, ha invitado a los inspectores de la OPAQ a investigar tales “falsas acusaciones”.

La ofensiva occidental provocó una masiva ola de condenas de varios países, como Irán, Irak, Rusia, China, Bielorrusia y Cuba, entre otros, mientras que algunos gobiernos occidentales apoyaron la intervención militar.

Destacar que la condena no se ha limitado a un conjunto de países dentro del orbe, sino que dicho accionar por parte del inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, y sus aliados ha provocado la ira de varios senadores estadounidenses, quienes han anunciado un proyecto de ley que limitaría los poderes del presidente para lanzar ataques militares contra otros Estados, con lo que el mandatario norteamericano se vería obligado a pedir la autorización del Congreso para poder llevar a cabo este tipo de intervenciones militares.

fmk/anz/ftm/rba

Commentarios