• Secretario general de la Oficina de Derechos Humanos del Poder Judicial de Irán, Kazem Qaribabadi.
Publicada: martes, 10 de mayo de 2022 16:13

Irán censuró el enfoque hostil de Suecia contra la República Islámica y su apoyo a grupos terroristas, así como su intención de enjuiciamiento del país persa.

“En los últimos años, Suecia ha seguido un enfoque hostil con respecto a cuestiones de seguridad nacional contra la República Islámica de Irán”, denunció el lunes el secretario general de la Oficina de Derechos Humanos del Poder Judicial de Irán, Kazem Qaribabadi.

En una entrevista con la cadena local Ofogh, Qaribabadi puso de relieve que el Gobierno sueco siempre llevaba la intención de abrir un juicio contra el país persa, con el apoyo de algunos otros países europeos, en particular el Reino Unido.

“La actitud del pueblo iraní no fue negativa hacia los suecos. Los operativos suecos, al igual que ciertos países que siguen una abierta hostilidad contra Irán, no revelarían muchos aspectos de sus acciones contra la seguridad nacional de Irán, probablemente para continuar con sus acciones contra Irán fácilmente y sin problemas”, indicó.

 

De hecho, señaló, Estocolmo ha albergado durante mucho tiempo a grupos terroristas antiraníes y ha sido el hogar de miembros de la organización terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés), mientras alega que es defensor de los derechos humanos y lucha contra el terrorismo, afeó el titular iraní.

Además, Habib Farayolá Chaab, también conocida como Habib Asyud, el exlíder del grupúsculo terrorista Harakat al-Nidal, tenía su sede allí, y el servicio secreto sueco le brindó a él y a sus camaradas un tremendo apoyo.

Refiriéndose al encarcelamiento de Hamid Nuri, exfuncionario iraní, en Suecia por presuntos abusos contra los derechos humanos, dejó claro que su caso es “completamente político e injusto”, reprochando que este caso, así como el apoyo a MKO tiene como objetivo juzgar al país persa.

“Le dijimos explícitamente al Gobierno sueco que el Señor Nuri debería ser liberado, que la República Islámica de Irán no toleraría sentenciarlo a cadena perpetua o cualquier otro castigo”, puntualizó Qaribabadi.

La 89.ª sesión del juicio de Nuri fue llevada a cabo en abril en Estocolmo, donde los fiscales suecos solicitaron la pena máxima de cadena perpetua para el hombre de 61 años, oriundo de Irán, acusándole de abuso y tortura de prisioneros en 1988, alegatos formulados por MKO.

mdh/rba