• Parte de la planta nuclear de Natanz, en el centro de Irán.
Publicada: domingo, 18 de abril de 2021 10:30

Irán dice que enriquecer uranio al 60 % fue “una respuesta” a los enemigos que buscaban trastocar las negociaciones nucleares en desarrollo en Viena, Austria.

El presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Mohamad Baqer Qalibaf, ha indicado este domingo que “los enemigos intentaron debilitar la posición de Irán en las negociaciones nucleares, a través de un sabotaje en Natanz, sin embargo, el enriquecimiento de uranio al 60 % probó que los actos de esta índole, en lugar de presentar una amenaza a las actividades nucleares de Irán, se han convertido, prácticamente, en una oportunidad única para dar mayores pasos hacia el desarrollo de la industria nuclear”.

Los enemigos de la nación iraní, de acuerdo con el máximo responsable del Poder Legislativo, habían recurrido al “terrorismo” con la esperanza de interrumpir o frenar las actividades nucleares del país persa, no obstante, el logro del viernes mostró que fracasaron.

“Hoy en día, se puede decir que podemos alcanzar lo que queremos […] en un tiempo reducido”, ha remachado el presidente del Parlamento iraní.

Al respecto, Qalibaf ha hecho hincapié en que “cualquier medida imprudente” o presiones con el objetivo de socavar la determinación de la nación iraní para conseguir desarrollos científicos son “completamente nulos”. “Nadie puede impedir el desarrollo imparable del Irán islámico […] Los complots fortalecen más que nunca a los iraníes”, ha subrayado.

 

El pasado domingo, la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI) informó un incidente en la red de distribución eléctrica del complejo nuclear Shahid Ahmadi Roshan, en Natanz, centro de Irán. Dos días después, el vicecanciller para Asuntos Políticos de Irán, Seyed Abas Araqchi, dijo que Teherán había anunciado a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) su decisión de empezar a enriquecer uranio hasta el 60 % de pureza.

La AIEA confirmó que Irán ha comenzado a enriquecer uranio al 60 por ciento de pureza en la planta nuclear de Natanz.

Las autoridades persas consideran también el sabotaje como un intento desesperado del régimen de Israel para descarrilar los diálogos en curso en Viena (Austria). Sin embargo, desde Teherán aseguran que la única vía de salvar el acuerdo, sigue siendo el levantamiento de todas las sanciones estadounidenses que pesan sobre el país persa.

ask/ctl/fmk