• El portavoz del Gobierno iraní, Ali Rabiei, en una rueda de prensa en Teherán (capital), 19 de enero de 2021. (Foto: IRNA)
Publicada: martes, 19 de enero de 2021 14:33

Irán llama a Joe Biden a evitar ser selectivo a la hora de compensar la irrespetuosidad de Trump al derecho internacional, cuyo fin ya pide todo el mundo.

“Hoy, el que EE.UU. asuma sus responsabilidades y respete el derecho y las normas internacionales supone una demanda global. El nuevo Gobierno de EE.UU. [de Joe Biden] no debería actuar de forma selectiva a la hora de compensar […] la vergonzosa mancha que dejó la anterior Administración”, presidida por Donald Trump, ha dicho este martes el portavoz del Gobierno iraní, Ali Rabiei.

En una conferencia de prensa celebrada en Teherán (capital iraní), Rabiei ha advertido, de igual modo, que un camino peor sería si Biden intentara usar el mismo enfoque de la Administración de Trump como una “palanca de presión contra otras naciones”.

A este respecto y en el caso particular de Irán, ha destacado la resistencia de larga data del pueblo persa, la cual ha demostrado que “las presiones y sanciones nunca pueden obligarnos a ceder ante las demandas excesivas”, ha agregado.

 

El destacado funcionario iraní ha aconsejado al venidero Gobierno estadounidense que aproveche la oportunidad para “volver sincera e incondicionalmente a [cumplir] sus obligaciones bajo la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) y abrir nuevos horizontes para sus relaciones con Irán y la comunidad internacional”.

De hecho, ha exigido a Biden que no actúe en función de “las tentaciones que resultan en violaciones generalizadas del derecho internacional y crímenes de lesa humanidad en formas aparentemente civilizadas, a expensas de la paz y la seguridad globales, así como de los intereses de los pueblos iraní y estadounidense”.

EE.UU. ultima los preparativos para la investidura de Biden, ceremonia que se celebrará el miércoles 20 de enero.

Biden se ha comprometido a que EE.UU. volverá a ser parte del acuerdo nuclear —del que el país norteamericano se salió en mayo de 2018 bajo el mandato de Trump—, si Irán cumple con sus obligaciones en virtud del convenio, las cuales redujo Teherán ante las flagelaciones de Washington y Europa —que no garantizó los intereses de Irán tras la retirada de EE.UU.—.

La República Islámica asegura, no obstante, que, a pesar de que deja la puerta abierta para el regreso de EE.UU. al pacto —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, no aceptará ninguna precondición al respecto.

Las autoridades iraníes enfatizan que es EE.UU. la parte que debe, primero, levantar las sanciones contra el país persa si de verdad busca ser de nuevo parte del convenio de Viena. Efectivamente, Teherán asevera que no habrá diálogos con los estadounidenses a menos que se eliminen todos los embargos.

tqi/anz/nkh/hnb