• Una sesión abierta del Parlamento iraní, en Teherán, la capital del país. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 26 de octubre de 2020 16:49

El Parlamento de Irán ha denunciado con vehemencia las declaraciones islamófobas del presidente francés bajo el disfraz de la “libertad de expresión”.

Mediante un comunicado emitido este lunes, la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles) ha afirmado que el apoyo del presidente galo, Emmanuel Macron, a “actos de sacrilegio” contra el Islam en el país europeo “demostró una vez más la naturaleza malvada” del Gobierno francés.

Los legisladores iraníes reaccionaron así a los comentarios islamófobos de Macron, quien se ha negado a denunciar la publicación de caricaturas del Profeta del Islam, Hazrat Muhamad (la paz sea con él), por una revista francesa por que iría en contra de lo que él entiende por “libertad de expresión”.

Según los parlamentarios iraníes, tales actos de blasfemia contra las santidades de más de mil millones de musulmanes, no promueven la libertad de expresión, sino que constituyen “el mayor ejemplo de la opresión contra la libertad”.

 

El descaro e insolencia (de Macron) es parte de un plan más grande que busca frenar la rápida tendencia de la atracción del pueblo francés hacia el Islam”, agrega el comunicado, mientras enfatiza que los musulmanes seguirán resistiendo frente a los intentos para normalizar los insultos contra el Islam.

Los pueblos y los gobiernos de varios países islámicos han condenado la publicación de dichas caricaturas, y han advertido a las autoridades galas de que están contribuyendo a la “incitación del odio” en el país europeo.

El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha denunciado insultos en Francia a 1,9 mil millones de musulmanes en el mundo bajo excusa de libertad de expresión, aseverando que tal postura alimentará el extremismo.

mnz/ktg/myd/rba