• Una foto de grupo durante una sesión de emergencia de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), en Estambul de Turquía, 22 de marzo de 2019.
Publicada: viernes, 22 de marzo de 2019 15:50
Actualizada: viernes, 22 de marzo de 2019 17:46

El canciller iraní denuncia el papel de EE.UU. en la propagación de la islamofobia en el mundo que dio lugar a un atentado terrorista de Nueva Zelanda.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha aprovechado este viernes su discurso en la reunión de emergencia de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) —celebrada en Estambul (Turquía)— por los recientes ataques contra dos mezquitas en Nueva Zelanda para abordar el tema de la islamofobia y los presuntos responsables de este suceso, así como las vías para combatirlo.

“En las últimas décadas, ha ido aumentando de forma inquietante las redes de propagandas antimusulmanes disfrazada de plataformas de noticias, grupos de odio con el liderazgo de think tanks (los laboratorios de ideas) e incluso grupos cívicos que promueven un ambiente hostil y abusivo contra los musulmanes en Occidente”, ha criticado.

De acuerdo con el jefe de la Diplomacia iraní, las redes antislámicas están financiadas principalmente por “instituciones respaldadas por magnates ricos y vinculados al Gobierno de EE.UU.”.

Ante este escenario, ha advertido a los países occidentales de que este tipo de medidas ponen en peligro la paz y la seguridad internacionales.

En las últimas décadas, ha ido aumentando de forma inquietante las redes de propagandas antimusulmanes disfrazada de plataformas de noticias, grupos de odio con el liderazgo de think tanks (los laboratorios de ideas) e incluso grupos cívicos que promueven un ambiente hostil y abusivo contra los musulmanes en Occidente, ha criticado el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif.

 

Zarif ha instado a los Estados participantes en el evento de Estambul a expresar y formular un conjunto de demandas a los Estados, en donde están en aumento las actividades de estos grupos racistas terroristas y de supremacía blanca.

Ante estas demandas, según el diplomático iraní,  aquellos países que se autoproclaman defensores de la democracia deben ser obligados a diseñar y ofrecer sus estrategias, medidas y enfoques para restringir la islamofobia.

“Debemos unirnos contra cualquier autoridad que fomente la islamofobia, incluso las medidas como la prohibición del viaje a los musulmanes (como lo hizo EE.UU.), la prohibición de los símbolos musulmanes como hiyab (el velo islámico) y los minaretes en las mezquitas (como lo hizo Suiza), y el uso abominable de términos ignorantes como ‘terrorismo islámico’”, ha destacado Zarif.

“La continuada ignorancia de la Administración de (el presidente de EE.UU., Donald) Trump hacia el derecho de los musulmanes y árabes ha alcanzado nivel de repugnancia que, además de promover la islamofobia y la división dentro de la comunidad musulmana, regala (al régimen de Israel) lo que no es suyo, como Al-Quds (Jerusalén) o el Golán ocupado”, continuó denunciando Zarif las decisiones y declaraciones hostiles de Trump contra los musulmanes.

También ha pedido a los países musulmanes a erradicar el terrorismo y el extremismo dentro del mundo islámico, ya que algunos países occidentales aprovechan de estas bandas terroristas, que no tienen nada que ver con el Islam, como pretexto para avivar la islamofobia.

 

Ha hecho un llamamiento a los Estados miembros de la OCI para que “se centren más en la islamofobia y la discriminación y las prácticas de odio contra las minorías musulmanas y planteen el tema, si es necesario, en las Naciones Unidas, el Consejo de Derechos Humanos y otras organizaciones internacionales y regionales pertinentes”.

El máximo diplomático iraní también ha propuesto que los países musulmanes inicien un diálogo serio con los occidentales “para encontrar formas y medios para combatir colectivamente la islamofobia, el odio y la discriminación”.

Durante su intervención en la reunión extraodinaria de la OCI,  celebrada a petición de Irán, Zarif además de agradecer al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y al ministro de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu por esta reunión, ha expresado su gratitud a la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, por su comportamiento compasivo con las víctimas y al ministro de Relaciones Exteriores de Nueva Zelanda, Winston Peters, por asistir a la reunión en Estambul.

tmv/sjy/mkh

Comentarios