• Los residentes colocan flores para rememorar a las víctimas de los ataques a las mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, 16 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 17 de marzo de 2019 6:35
Actualizada: domingo, 17 de marzo de 2019 9:28

Un alto cargo iraní apunta como causa de los ataques terroristas contra los musulmanes en Nueva Zelanda al Occidente y su papel en fomentar la islamofobia.

“Los países occidentales que se autoproclaman defensores de los derechos humanos son los principales responsables de los recientes crímenes ocurridos en Nueva Zelanda debido a su papel en promover la islamofobia”, dijo el sábado el presidente del Consejo de Discernimiento del Sistema de la República Islámica de Irán, el ayatolá Sadeq Amoli Lariyani.

Hablando en la apertura de una reunión del Consejo, el responsable persa condenó en términos enérgicos los ataques “horribles” perpetrados el viernes por un supremacista blanco de origen australiano contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, ubicada en la isla del Sur, en Nueva Zelanda, donde murieron al menos 49 personas.

Amoli Lariyani denunció el doble rasero del Occidente ante el terrorismo y pidió a la comunidad islámica que no mantenga silencio ante el rol de los países occidentales en incitar al odio y la intolerancia hacia los musulmanes.  

Los países occidentales que se autoproclaman defensores de los derechos humanos son los principales responsables de los recientes crímenes ocurridos en Nueva Zelanda debido a su papel en promover la islamofobia”, dijo el presidente del Consejo de Discernimiento del Sistema de la República Islámica de Irán, el ayatolá Sadeq Amoli Lariyani.

 

El político expresó, además, su profundo pesar por la tragedia de Christchurch y deseó la pronta mejoría de medio centenar de personas que resultaron heridas en los ataques.

El agresor a dos mezquitas, identificado como Brenton Tarrant, se describe a sí mismo en un manifiesto de 74 páginas como “xenófobo”, “fascista” y admirador del presidente de EE.UU., Donald Trump. Para él, Trump es el “símbolo de la identidad blanca renovada”.

El hombre afirma que ideó la masacre tras una reunión que mantuvo en 2017 con la extrema derecha europea.

Los asaltos, descritos como “terroristas” por las autoridades neozelandesas, han sido condenados por el mundo entero. Irán ha instado a todos los Gobiernos a no permitir que ideologías “racistas e islamófobas pongan en peligro la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos de los países”.

En los últimos años, los ataques islamófobos de extrema derecha han ido en aumento en diferentes países occidentales, como Estados Unidos, Francia, España y Alemania. Incluso en Australia —país del origen del atacante de Christchurch — se ve un aumento considerable de ataques y acosos contra musulmanes.

ftm/ctl/ftn/msf

Comentarios