• Un funcionario forense trabaja en la mezquita después de un incidente de tiroteo en Christchurch en Nueva Zelanda, 15 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 15 de marzo de 2019 8:37
Actualizada: viernes, 15 de marzo de 2019 10:36

Diferentes países como Irán, Afganistán, Paquistán, Turquía y Malasia han condenado los ataques terroristas perpetrados contra dos mezquitas en Nueva Zelanda.

El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, ha condenado en duros términos los ataques, calificándolos como un acto “inhumano y completamente brutal”.

“Cualquier acto terrorista en donde quiera y por quienquiera, por cualquier pretexto y motivo debe ser condenado por todos los países, y los gobiernos no deben permitir que las corrientes y pensamientos racistas y antislámicos pongan en peligro la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos de los países”, ha subrayado Qasemi.

Indonesia, el país de mayoría musulmana más grande del mundo, ha rechazado enérgicamente el tiroteo. “El Gobierno y el pueblo de Indonesia transmiten sus más profundas condolencias a las víctimas y sus familias”, ha indicado el ministro de Exteriores del país asiático, Retno Marsudi, en un comunicado.

El portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, ha condenado el ataque “racista y fascista” ocurrido en Nueva Zelanda que ha provocado la muerte de al menos 49 personas y dejado heridas a otras decenas.

“Hemos visto muchas veces que el discurso islamofóbico contra el Islam y los musulmanes se está convirtiendo en una ideología perversa y asesina. El mundo debe alzar su voz contra ese discurso y debe detener el terrorismo fascista islamófobo”, ha advertido en su cuenta en Twitter.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Paquistán, Mohamad Faisal, ha censurado el incidente en las redes sociales, usando el hashtag #pakistanagainstterror.

Cualquier acto terrorista en donde quiera y por quienquiera, por cualquier pretexto y motivo debe ser condenado por todos los países, y los gobiernos no deben permitir que las corrientes y pensamientos racistas y antislámicos pongan en peligro la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos de los países”, ha declarado el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, respecto a los atentados terroristas contra dos mezquitas en Nueva Zelanda.

El embajador de Afganistán en Australia, Nueva Zelanda y Fiji, ha informado que tres afganos habían sido heridos en los atentados y ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas.

Anwar Ibrahim, exprimer ministro de Malasia, nación de mayoría musulmana, por su parte, ha descrito el ataque como “una tragedia negra que enfrenta la humanidad y la paz universal”.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, ha condenado dicho atentado mortífero y ha enfatizado que Australia—país de origen del autor del ataque terrorista en Nueva Zelanda— está al lado de Nueva Zelanda después del trágico ataque.

El incidente ha ocurrido durante las oraciones vespertinas del viernes en la ciudad neozelandesa de Christchurch. Entre 300 y 500 personas se encontraban en el interior de una de las mezquitas cuando un hombre con un arma automática disparó al menos una veintena de veces, de acuerdo con varios testigos, que situaron en una treintena el número de víctimas.

Cuatro individuos han sido detenidos, pero la Policía ha advertido que podría haber varias personas implicadas en el ataque. Además, los agentes han interceptado un coche con explosivos en una de las zonas cercanas al incidente.

msm/ktg/mnz/hnb

Comentarios