• Brenton Tarrant, terrorista que transmitió en vivo el ataque que lanzó contra mezquitas en Nueva Zelanda, 15 de marzo de 2019.
Publicada: viernes, 15 de marzo de 2019 23:38
Actualizada: sábado, 16 de marzo de 2019 3:22

El perpetrador de ataques contra dos mezquitas de Nueva Zelanda afirma que ideó la masacre tras una reunión que mantuvo en 2017 con la extrema derecha europea.

Brenton Tarrant, de 28 años, mató el viernes a al menos 49 personas en dos mezquitas en la ciudad de Christchurch (en la isla Sur). El terrorista, de origen australiano, se describe a sí mismo en un manifiesto de 74 páginas como “xenófobo”, “fascista” y admirador del presidente de EE.UU., Donald Trump, es más, para él, Trump es el “símbolo de la identidad blanca renovada”.

La idea de planificar la operación se le ocurrió en 2017, tras una visita que realizó a Europa, donde se reunió con grupos de extrema derecha, de acuerdo con fuentes de seguridad, citadas en anonimato por el diario británico The Independent.

Tarrant, quien transmitió en vivo la matanza, publicó antes del atentado el enlace a un manifiesto supremacista blanco que estaba colgado en el foro 8chan, conocido por acoger un contenido que incluye discursos de odio, recuerda el diario británico.

La publicación subraya que se ha iniciado una investigación para averiguar “las dimensiones internacionales” de la horrenda masacre y los posibles vínculos entre el terrorista y “los individuos y las organizaciones de racismo violento”.

 

El atacante llegó a la mezquita Al-Noor a las 13:40, hora local, en la ciudad de mezquitas en Christchurch (en la isla Sur), y abrió fuego contra unas 400 personas, matando a 41 de ellas. Luego subió a su vehículo y condujo más de seis kilómetros para llegar al centro islámico Linwood, donde mató a otras siete personas. Uno de los heridos pereció posteriormente en el hospital, elevando la cifra a 49.

Un equipo de artificieros se presentó en el lugar para desmantelar las cargas explosivas encontradas en el coche aparcado, ha añadido The Independent.

Los asaltos, descritos como “terroristas” por las autoridades neozelandesas, han sido condenados por el mundo entero. Irán ha instado a todos los Gobiernos a no permitir que ideologías “racistas e islamófobas pongan en peligro la seguridad y la tranquilidad de los ciudadanos de los países”.

En los últimos años, los ataques islamófobos de extrema-derecha han ido en aumento en diferentes países occidentales, como Estados Unidos, Francia, España y Alemania.

ask/ctl/myd/rba

Comentarios