• El portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzadeh, habla en una rueda de prensa en Teherán, la capital del país.
Publicada: sábado, 3 de octubre de 2020 14:47

Irán advierte a Armenia y Azerbaiyán de que no tolerará ninguna agresión a su territorio, en medio de los choques entre estos países por la región de Nagorno Karabaj.

Irán vigila con mucha atención y seriamente los movimientos en las zonas fronterizas del país. La República Islámica no tolerará ninguna agresión a su territorio sea del país que sea. Advertimos a las partes involucradas en el conflicto (por la región de Nagorno Karabaj) que tengan mucho cuidado al respecto”, ha dicho el portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade.

En declaraciones realizadas este sábado en una rueda de prensa en Teherán, capital iraní, Jatibzade ha vuelto a llamar a Armenia y Azerbaiyán al cese inmediato de hostilidades y a sentarse a la mesa del diálogo para solventar las disputas.

La postura de la República Islámica es clara. Estamos en contra de todo tipo de agresión contra las zonas civiles, ha remarcado Jatibzade. También ha repetido la oferta de Teherán para usar sus capacidades diplomáticas y mediar en el conflicto.

 

Nagorno Karabaj anunció el domingo la movilización general y el estado de guerra, tras una serie de incidentes en esta región en disputa entre Armenia y Azerbaiyán. Se han reportado cientos de muertos y heridos en ambos lados, el derribo de drones y helicópteros, así como la destrucción de tanques.

Irán, país vecino de Armenia y Azerbaiyán, invitó desde el primer momento a Bakú y Ereván a la moderación, el diálogo, y el cese inmediato de los ataques, a la vez que advirtió de que “esa alarmante violencia” amenazaba la estabilidad regional.

Nagorno Karabaj está situada en Azerbaiyán, pero la mayoría de sus habitantes son armenios. Los expertos en temas regionales opinan que este prolongado conflicto —iniciado en 1988, después de que este enclave, con apoyo del Gobierno armenio, decidiera independizarse de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán— debe resolverse por medio del diálogo, pues las confrontaciones militares no hacen más que agravar la situación.

mnz/hnb/nii/