• Un titular árabe en el sitio donde se celebra una cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).
Publicada: domingo, 9 de agosto de 2020 15:29

Países árabes ribereños al Golfo Pérsico se unen a la campaña de EE.UU. y piden la extensión del embargo de armas contra Irán, enarbolando pretextos infundados.

Transcurridos dos años desde que EE.UU. se retirara del acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (formado entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), ahora, la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, pretende seguir siendo uno de los signatarios del pacto para presionar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) a fin de que extienda las sanciones de armas contra Irán que, en virtud de la resolución 2231 que aprueba el convenio, expirará el próximo 18 de octubre.

El secretario general del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG-integrado por los países árabes ribereños al Golfo Pérsico), Nayef Falah Mubarak al-Hajraf, ha enviado este domingo una carta al CSNU, en la que le ha pedido a este ente internacional que aumente el plazo de dichas restricciones contra el país persa.

Siguiendo los pasos de las autoridades saudíes, Al-Hajraf ha acusado a la República Islámica de “sectarismo”, “apoyar al terrorismo” y “distribuir armas” en la región de Asia Occidental, imputaciones que rechaza Teherán en los términos más duros.

La extensión del embargo de armas, de acuerdo con la misiva, contribuirá a la estabilidad y seguridad en Asia Occidental, mientras que Irán, de acuerdo con las autoridades persas, es un “elemento estabilizador”, que promueve la paz, la estabilidad y la seguridad en la región. 

 

Para Irán, EE.UU., “el gran señor de las armas”, debe poner fin a su presencia en la región y dejar de llenarla con sus armas.

La nota se emite en vísperas de la votación que ha convocado EE.UU. para el próximo martes en el CSNU. Sin embargo, China y Rusia, dos miembros permanentes de este ente internacional, han expresado, en reiteradas ocasiones, su rechazo a la iniciativa, que ni siquiera cuenta con el apoyo de los aliados de Washington.

La cadena estadounidense CNN, citando fuentes fidedignas, ha informado que Francia, Alemania y el Reino Unido no respaldarán la exigencia de EE.UU. de renovar dicho embargo. Mientras tanto, Rusia ha asegurado que el embargo de armas a Irán sí expirará en octubre.

Distintos expertos coinciden en que EE.UU. busca, en vano, dejar sin defensa a Irán, que va aumentando cada vez más su poderío militar para su propia protección. Irán, a su juicio, es capaz de defenderse bien con o sin restricciones armamentísticas.

ask/anz/myd/hnb