• El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, da una rueda de prensa.
Publicada: jueves, 12 de diciembre de 2019 15:25

Los asesinatos bajo bandera falsa son un complot que, según un alto cargo de seguridad persa, los enemigos tramaron durante los recientes disturbios.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, ha advertido este jueves sobre un complot enemigo que busca aumentar el número de muertes durante los recientes disturbios habidos en varias ciudades de Irán, diciendo que la mayoría de los asesinados en la provincia de Teherán ni siquiera estuvieron involucrados en ninguna de las protestas registradas.

“Más del 85 por ciento de las víctimas de los incidentes recientes en varias ciudades de la provincia de Teherán que fueron asesinados con armas de fuego y armas blancas no organizativas de una manera muy sospechosa no habían participado en ningún acto de protesta”, ha recalcado el funcionario reunido con un grupo de familiares de algunas de las citadas víctimas.

Ante tal coyuntura, el alto cargo persa ha afirmado que ciertamente hubo un complot tramado por algunos “adversarios” para causar la mayor cantidad de muertes posibles y luego culpar a las fuerzas de seguridad de Irán por estos hechos deplorables.

Al compadecerse de las afligidas parientes, Shamjani ha aseverado que los funcionarios y las autoridades gubernamentales harían todo lo posible para aliviar el sufrimiento de dichas familias.

 

Mientras tanto, ha llamado a todos los gobernadores generales de todo el país a tomar las medidas necesarias para investigar las muertes y compensar los daños sufridos por las personas en los disturbios.

El anuncio realizado por el Gobierno el pasado 15 de noviembre sobre el aumento de los precios de la gasolina y las medidas de racionamiento provocó protestas en varias ciudades de Irán que fueron en gran medida pacífica, pero se volvieron violentas cuando individuos armados y alborotadores aprovecharon la situación para destrozar infraestructuras y propiedades públicas y privadas, y atacar a civiles y fuerzas de seguridad por igual con el objetivo de derrocar al Sistema de la República Islámica.

Ante esta coyuntura, algunos medios de comunicación extranjeros y las autoridades de ciertos países, entre ellos Estados Unidos, no solo apoyaron a los alborotadores en Irán, sino también alentaron a más violencia en las calles del país persa.

LEER MÁS: EEUU muestra claramente su pleno apoyo a los disturbios en Irán

LEER MÁS: Revelado: Bin Salman financia cadena antiraní con sede en Londres

Poco después de que estallaran los disturbios, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, encargó al Consejo Supremo de Seguridad Nacional que compilara un informe que detallara las razones detrás de los disturbios y la asistencia inmediata de las víctimas y sus familias.

LEER MÁS: Líder de Irán llama a atender a víctimas de los disturbios

Hasta el momento no se ha publicado la cifra oficial de muertos, pero según los informes, entre las víctimas se incluyen tanto a las fuerzas de seguridad como los civiles.

LEER MÁS: Irán refuta la “inventada” cifra de AI sobre muertos en disturbios

tmv/krd/mrp/rba