• El premier israelí, Benjamín Netanyahu (izda.), y el embajador de EE.UU. ante Israel, David Friedman, Al-Quds (Jerusalén), 14 de mayo de 2019. (AFP)
Publicada: viernes, 9 de agosto de 2019 23:58
Actualizada: sábado, 10 de agosto de 2019 2:39

La decisión del régimen de Israel de unirse al fracasado plan antiraní de EE.UU. en el Golfo Pérsico incendiará la región y sus llamas le devorarán al propio Israel..

El ministro israelí para asuntos exteriores, Yisrael Katz, anunció el pasado martes la participación de Israel en el plan de EE.UU. para contrarrestar lo que llama la “amenaza iraní” en la región del Golfo Pérsico. A su juicio, la decisión es un claro interés israelí en la estrategia de frenar a Irán y fortalecer los nexos con los países árabes del Golfo Pérsico.

Además de los casos de Irán y los Estados árabes, Israel también busca presentarse como “el protector de la seguridad árabe”, a través de la fuerza naval del solitario Estados Unidos, según ha publicado este viernes la agencia persa de noticias Mehr.

Retar a Irán

Mehr señala que al sumarse Israel en el proyecto estadounidense, podría darle la oportunidad anhelada por el régimen para desafiar a Irán en el Golfo Pérsico, en línea con la política antiraní de la Casa Blanca.

“La participación de Israel en la coalición, supone la declaración de una guerra abierta contra la República Islámica”, ha subrayado la publicación, para luego advertir de que responder a cualquier ataque contra los intereses nacionales de Irán será “ilegal” y “legítimo”, de acuerdo con la Carta Magna de las Naciones Unidas.

La fuente persa alerta que la intromisión israelí en el Golfo Pérsico socavará por completo la seguridad de la zona y supondrá “una amenaza directa” a la seguridad de Irán.

Al respecto, recuerda las declaraciones del portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, quien ha asegurado la misma jornada del viernes que Irán se reserva el derecho de confrontar cualquier amenaza de la presencia israelí en el Golfo Pérsico, un acto que “aumentará las tensiones en la región”, ha advertido.

“Una posible presencia del régimen usurpador de Israel en la autodenominada coalición militar en el Golfo Pérsico es una clara amenaza contra la seguridad nacional de Irán. La República Islámica de Irán se reserva el derecho de confrontar esta amenaza en el marco de la política defensiva del país y toda responsabilidad de esta medida peligrosa recaerá sobre EE.UU. y el régimen ilegítimo de Israel”, ha remachado Musavi.

La participación de Israel en la coalición, supone la declaración de una guerra abierta contra la República Islámica”, subraya la agencia persa de noticias Mehr.

 

Israel busca presentarse como “protector de la seguridad árabe”

Israel, conforme a la publicación, busca desviar la opinión pública e insinuar que Irán es “la verdadera amenaza” en la región y no la ocupación que mantienen sobre los territorios palestinos. Además, busca presentarse como “el protector de la seguridad de los países árabes” ribereños del Golfo Pérsico.

Mehr recuerda que el régimen de ocupación carece de una fuerza naval, sin embargo, formando parte del plan de EE.UU., le proporciona diversas oportunidades para materializar sus objetivos, que incluye la normalización de lazos con el mundo árabe.

Establecer relaciones con Estados árabes siempre ha formado uno de los anhelos del régimen sionista, ante el temor un eventual ataque por parte de los árabes en su contra.

LEER MÁS: Israel firma ‘acuerdos sustanciales’ con Emiratos Árabes Unidos

LEER MÁS: Baréin dice que busca “paz y mejores relaciones” con Israel

 

Formar coaliciones en el Golfo Pérsico es “ilegal”, según la ONU

Mehr destaca que, de acuerdo al artículo 52 de la Carta Magna de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), formar coaliciones en el Golfo Pérsico es “ilegal”.

A continuación partes del aludido artículo: “Ninguna disposición de esta Carta menoscabará el derecho inmanente de legítima defensa, individual o colectiva, en caso de ataque armado contra un Miembro de las Naciones Unidas, hasta tanto que el Consejo de Seguridad haya tomado las medidas necesarias para mantener la paz y la seguridad internacionales”.

“El Consejo de Seguridad (de las Naciones Unidas (CSNU)) promoverá el desarrollo del arreglo pacífico de las controversias de carácter local por medio de dichos acuerdos u organismos regionales, procediendo, bien a iniciativa de los Estados interesados, bien a instancia del Consejo de Seguridad”.

 

Estados Unidos en solitario

El plan estadounidense para supuestamente proteger la libre navegación en la región y hacer frente a Irán emergió después de la detención del carguero británico Stena Impero por la Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en el estrecho de Ormuz, ubicado entre el Golfo Pérsico y el golfo de Omán, por no haber respetado el código marítimo internacional.

LEER MÁS: Stena Impero; Irán rompió burbuja militar y mediática de Occidente

LEER MÁS: Sigue en solitario coalición de EEUU; Berlín dice que no entrará

Sin embargo, países como China y La India han decidido alejarse de las políticas antiraníes de Washington y Londres, mientras la Unión Europea (UE) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), liderada por EE.UU., han optado por mantener una postura neutral y más prudente.

Distintos analistas coinciden en que el plan estadounidense solo contará con el apoyo de “un psicótico de su calaña, como es Israel, y algunos otros más”.

ask/ctl/mkh

Comentarios