• El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.
Publicada: miércoles, 3 de julio de 2019 16:08

El canciller iraní recuerda el 31.º aniversario del derribo por EE.UU. de un avión de pasajeros persa y repudia la historia de agresiones de Washington a Irán.

“Hoy hace 31 años, el buque de guerra estadounidense derribó el vuelo IR655, un avión de pasajeros, sobre aguas territoriales de Irán, matando a 290 inocentes, incluidos 66 niños”, ha escrito este miércoles el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, en su cuenta de Twitter.

El máximo diplomático persa recuerda en su tuit que las agresiones de Estados Unidos a Irán no comenzaron con Donald Trump como presidente, pero sugiere que este puede, en caso de tener “coraje y capacidad de previsión”, acabar con “la sed de guerra del Equipo B” y su intención de lanzar nuevas agresiones.

Zarif ha publicado su tuit cuando la República Islámica recuerda a las 290 víctimas del vuelo 655 de Iran Air, atacado el 3 de julio de 1988 en aguas iraníes por el crucero Vincennes de la Marina de Estados Unidos.

Hoy hace 31 años, el buque de guerra estadounidense derribó el vuelo IR655, un avión de pasajeros, sobre aguas territoriales de Irán, matando a 290 inocentes, incluidos 66 niños”, ha tuiteado el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.

El crimen se cometió casi al final de la guerra Irán-Irak. El Gobierno estadounidense de entonces, presidido por Ronald Reagan, afirmó que el Airbus había sido confundido con un F-14 de la Fuerza Aérea iraní. Teherán rechazó esa afirmación y calificó el incidente de acto de barbarie.

Pasadas más de tres décadas desde el incidente, EE.UU. e Irán viven una escalada de tensiones debido a la guerra económica, psicológica y política librada por Washington contra el pueblo iraní.

El canciller persa ha advertido múltiples ocasiones de la peligrosidad del “Equipo B” y su afán de entrar en guerra con la República Islámica.

Ese macabro equipo está integrado por John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Trump; Muhamad Bin Salman, príncipe heredero saudí; Muhamad bin Zayed Al Nahyan, príncipe heredero emiratí; y Benjamín Netanyahu, primer ministro israelí.

Incluso el propio Trump está al tanto de lo peligroso que es Bolton, y ha confesado que él y el secretario de Estado, Mike Pompeo, están intentando lanzar una guerra contra Irán, aunque dice no compartir esa intención con ellos.

La República Islámica, por su parte, descarta que vaya a haber una guerra con EE.UU., aunque dice estar preparada para hacer frente a cualquier mínima agresión.

LEER MÁS: Comandante iraní avisa a enemigos: el primer error será el último

ftm/mla/tmv/rba