• El vicecanciller de Irán, Abás Araqchi, pronuncia un discurso en una reunión de trabajo.
Publicada: lunes, 27 de mayo de 2019 14:20

Irán vuelve a denunciar la política de sanciones de Estados Unidos y alerta de la amenaza que esta postura representa para la región del Golfo Pérsico.

“La política restrictiva de Estados Unidos ha puesto en riesgo la seguridad de toda la región, por lo que los países regionales han de estar atentos ante esta amenaza”, ha dicho este lunes el vicecanciller de Irán Abás Araqchi en una reunión con el vice primer ministro y canciller kuwaití, Sabah al-Jalid al-Sabah, en la ciudad de Kuwait.

El diplomático persa ha destacado lo comprometida que está la República Islámica con la seguridad integral de la región, enfatizando que la restauración de la paz y la estabilidad en el Golfo Pérsico constituye uno de los principios de la política de Irán.

“La seguridad es un concepto integral e inseparable y cubre simultáneamente las esferas política y económica”, ha dicho.

En otro momento de sus declaraciones, al señalar el “enfoque responsable” de Irán hacia los acontecimientos en la región, Araqchi ha asegurado que el diálogo es una de las bases de la política exterior del país persa.

La política restrictiva de Estados Unidos ha puesto en riesgo la seguridad de toda la región, por lo que los países regionales han de estar atentos ante esta amenaza”, dice el vicecanciller de Irán Abás Araqchi.

 

A este respecto, el viceministro de Exteriores iraní ha manifestado la disposición de Teherán para entrar en diálogos e intercambios constructivos con otros países a través de los “mecanismos regionales”.

El mismo domingo, el canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, dijo que Teherán da la bienvenida a “todas las propuestas para el diálogo y la distensión” y propuso a los países del Golfo Pérsico un acuerdo de no agresión.

Esos mismos puntos los enfatizó Araqchi en su visita de ayer domingo a Mascate, la capital de Omán, donde hizo hincapié en la necesidad de establecer una relación equilibrada con todos los países de la región del Golfo Pérsico, pero que al mismo tiempo desmintió la posibilidad de negociar con la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump.  

De hecho, la negativa de Araqchi se suma al rechazo de las autoridades iraníes a la oferta de diálogo de Trump al país persa. Teherán sigue enunciando que no aceptará conversar bajo presiones de ninguna clase, en especial con personas que no cumplen la palabra dada, en referencia a la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear —conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—.

tqi/ctl/fmd/mjs

Comentarios