• El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani, habla en un acto oficial en Teherán, la capital persa, 6 de noviembre de 2018.
Publicada: miércoles, 7 de noviembre de 2018 0:46
Actualizada: miércoles, 7 de noviembre de 2018 19:08

El presidente del Parlamento iraní destaca el fracaso de las sanciones “crueles” de EE.UU. y su plan de reducir a cero la venta de crudo del país persa.

“(Los estadounidenses) Pensaban que reducirían a cero las exportaciones de crudo iraní hasta noviembre y que podían dañarnos, pero fracasaron”, ha sentenciado este martes el presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani.

De esta manera, Lariyani ha condenado los embargos “crueles” de Estados Unidos, un día después de que la Casa Blanca reimpusiera la segunda ronda de sanciones contra Irán, que afecta a más de 700 personas, entidades y medios de transporte y apunta a impulsores clave de la economía iraní: petróleo, transporte y banca.

De acuerdo con el alto legislador persa, ya no funcionan los intentos estadounidenses para dañar, a través de sanciones, la economía iraní, puesto que la República Islámica no es un país pequeño en la región, sino es auténtico y bien establecido y tiene relaciones comerciales con los demás Estados.

(Los estadounidenses) Pensaban que reducirían a cero las exportaciones de crudo iraní hasta noviembre y que podían dañarnos, pero fracasaron”, ha indicado el presidente del Parlamento de Irán (Mayles), Ali Lariyani.

 

Lariyani también ha señalado que el Gobierno de EE.UU., presidido por Donald Trump, pretende, sin éxito, unir todo el concierto internacional contra la República Islámica y, para corroborar sus dichos, el legislador recuerda que las medidas de Washington contra Teherán han recibido condenadas de toda la comunidad internacional.

EE.UU. reimpuso sanciones a Irán desde su retirada el pasado mayo del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre el país persa y el Grupo 5+1 (entonces conformado por EE.UU., Rusia, Francia, el Reino Unido y China, más Alemania).

Después, instó a otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a que aumentasen su producción, ya que pretendía reducir a cero la venta del crudo iraní a partir del día 4 de este noviembre, día establecido para anunciar la segunda tanda de sanciones contra Irán.

Muchos analistas coinciden con Lariyani en que el plan estadounidense de cerrar el grifo de petróleo iraní ha sido un fracaso desde el principio, lo cual se ha evidenciado con la excepción otorgada el lunes a 8 países, principales compradores del crudo persa.

mtk/ncl/myd/hnb

Comentarios