• El premier paquistaní, Imran Jan, y el presidente iraní, Hasan Rohani, en una rueda de prensa,Teherán, 22 de abril de 2019. (Foto: President.ir)
Publicada: martes, 7 de mayo de 2019 18:30
Actualizada: martes, 7 de mayo de 2019 23:35

Paquistán asegura su disposición a completar la construcción de un ducto, muy demorado, diseñado para recibir gas natural de Irán, pese a obstáculos de EE.UU.

Semanas después de que el primer ministro paquistaní, Imran Jan, realizara una visita oficial a Irán, medios locales han informado este martes de que el premier ha dado nuevas órdenes a las autoridades paquistaníes pertinentes para que se lleve a cabo la finalización del gasoducto Irán-Paquistán, también conocido como el “Gasoducto de la Paz”.

Asimismo, ha instado al ministro paquistaní de Relaciones Exteriores, Shah Mahmud Qureshi, a adoptar las medidas oportunas y trabajar para resolver con Irán todos los problemas relacionados con el proyecto a través del entendimiento mutuo y la reconciliación.

El primer ministro de Paquistán ha indicado que Teherán e Islamabad deben trabajar conjuntamente y revisar el precio acordado del gas, además de completar el proyecto.

Jan ha descrito, de igual modo, las sanciones contra Irán como el mayor obstáculo para la implementación del mega proyecto.

 

Mientras que Irán completó su parte del proyecto del gasoducto con una inversión total de más de 2000 millones de dólares, Paquistán se ha quedado atrás en cuanto al objetivo de recibir el suministro de gas, inicialmente previsto para 2014.

El proyecto conjunto fue lanzado en 2010 y tiene por meta la construcción de 1800 kilómetros de tuberías desde Irán hasta su vecino. El país persa planea entregar 21,5 mcm/d de gas a Paquistán a través de este proyecto.

Irán ha pedido en repetidas ocasiones a un Paquistán hambriento de energía que inicie los trabajos en su parte del gasoducto, pero esas solicitudes han caído en saco roto, a excepción de algunos funcionarios del Estado vecino que manifestaron que aún estaban comprometidos con el proyecto.

El ministro del Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zangane, afirmó en enero de 2018 que Paquistán no estaba cooperando en la construcción de este ducto.

“Paquistán no está cooperando en la construcción del gasoducto. Es probable que EE.UU. y Arabia Saudí hayan estado haciendo algún tipo de sabotaje”, afirmó el ministro iraní, a la vez que reconocía que se especulaba con la posibilidad de que Paquistán estuviera siendo presionado para sopesar otras opciones, incluida la construcción de un gasoducto TAPI, que le proveería gas, procedente de Turkmenistán, no solo a él, sino también a Afganistán y La India.

Con anteriordad, el premier paquistaní había resaltado las buenas relaciones entre Islamabad y Teherán y manifiestado la voluntad de Paquistán de reforzar aún más los nexos con Irán.

Por su parte, el Gobierno iraní siempre ha celebrado sus relaciones de hermandad con el vecino paquistaní. El presidente de Irán, Hasan Rohani, ha expresado en múltiples ocasiones su disposición a expandir y fortalecer las cooperaciones con el Gobierno de Jan.

tmv/anz/ask/rba

Comentarios