• Un grupo de legisladores durante la XXXIII Asamblea General del Parlatino en Panamá, 10 de junio de 2017.
Publicada: domingo, 11 de junio de 2017 0:53

El Parlatino ha abogado por el respeto de los derechos de los migrantes y ha enfatizado que ‘muros’, como el de Trump, no solucionan el fenómeno migratorio.

El Parlamento Latinoamericano (Parlatino) subraya "la obligación de los Estados de respetar los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las personas migrantes independientemente de su situación migratoria", se lee en una resolución de la entidad formada por legisladores de 23 países.

Al final de la XXXIII Asamblea General del Parlatino, realizada el sábado en la sede del organismo en Panamá, los diputados y senadores también han exigido "garantizar" la "plena integración" de los migrantes "por medio del acceso, en condiciones no discriminatorias, a la educación, salud y justicia, así como a un trabajo digno y remunerado".

Además, en una referencia velada sin mencionar ni país ni nombre, el Parlatino ha criticado la orden del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro entre la frontera de México y EE.UU. como una medida para evitar la entrada de migrantes indocumentados.

Cabe agregar que Trump se caracteriza por su política antiinmigratoria, de hecho, firmó en enero un decreto que suspendía la entrada a EE.UU. de personas provenientes de seis países de mayoría musulmana, si bien la orden fue bloqueada por una corte federal del país norteamericano.

"Los muros no resuelven los orígenes por los cuales millones de seres humanos hoy emigran y continuarán emigrando", advierte el Parlatino.

Los muros no resuelven los orígenes por los cuales millones de seres humanos hoy emigran y continuarán emigrando", advierte el Parlamento Latinoamericano (Parlatino).

 

En la reunión, bajo el título 'Diálogo Parlamentario de Alto Nivel sobre la Migración en América y el Caribe: Realidades y Compromisos Rumbo al Pacto Mundial', la presidenta del Parlatino, Blanca Alcalá, ha destacado una serie de datos oficiales.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) indica que 244 millones de personas (un 3,3 % de la población mundial) viven fuera de su país de origen. De esta cifra 20 millones están en campos para refugiados. 

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) señala que han muerto en el Mediterráneo, en el continente africano y en la frontera entre México y Estados Unidos, 20 personas al día en su intento por alcanzar un nuevo destino.

En América Latina y el Caribe, según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), alrededor de 28,5 millones de personas (4 % de la población) tuvieron que abandonar su lugar de origen.

"Frente a este panorama es necesario que reconozcamos que la migración es un fenómeno multidimensional" que va asociado "al desarrollo y prosperidad económica", pero "de manera lamentable, asociado también a las mayores adversidades que una persona puede enfrentar", concluye Alcalá, senadora de México.

ncl/ktg/snz/nal

Comentarios