• Colonos israelíes lanzan piedras contra los palestinos.
Publicada: lunes, 15 de noviembre de 2021 17:18

Israel utiliza la violencia de los colonos judíos como una “estrategia” para expulsar a los palestinos de sus tierras en Cisjordania, denuncia una ONG israelí.

En un informe publicado el domingo, la organización pro derechos humanos israelí B’Tselem enfatizó que Israel utiliza dos métodos clave para confiscar tierras palestinas en Cisjordania ocupada, a saber, la anexión oficial a través de su sistema judicial y actos no oficiales de intimidación y violencia llevados a cabo por su población de colonos.

En este contexto, la oenegé israelí reveló la documentación de 451 incidentes de violencia de colonos contra palestinos desde 2020 hasta septiembre de este año, sin que el ejército israelí haya intervenido para detener los ataques en la gran mayoría de los casos.

De acuerdo con el documento de 43 páginas, la violencia de los colonos no es una iniciativa privada, sino que funciona como una “importante herramienta informal” y una “estrategia” empleada por el régimen de Tel Aviv para hacer que los palestinos abandonen sus tierras agrícolas y de pastos en la Cisjordania ocupada.

“Los ataques de los colonos contra los palestinos son una estrategia empleada por el régimen de apartheid israelí, que busca avanzar y completar su apropiación indebida de más y más tierras palestinas”, reza el reporte.

 

Para dar un ejemplo, el informe detalla que, en cinco casos en Cisjordania, los colonos israelíes se apoderaron de más de 2800 hectáreas de tierras palestinas.

El régimen israelí ha construido hasta ahora más de 280 asentamientos en Cisjordania, que albergan a más de 440 000 colonos, indicó. Estos asentamientos, que son todos ilegales según el derecho internacional, se emplazan sobre cientos de miles de tierras a los que los palestinos tienen acceso limitado o ninguno en absoluto.

Cabe destacar que Israel sigue con sus planes expansionistas con la luz verde de EE.UU., pese a que varias resoluciones internacionales, incluida la aprobada el 6 de mayo de 2004 por la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), rechazan la soberanía israelí sobre los territorios ocupados desde 1967.

mmo/ncl/tmv/rba