• Los palestinos enmascarados esperan cruzar al lado egipcio en el cruce fronterizo entre Gaza y Egipto, 24 de noviembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 18 de diciembre de 2020 14:38

Israel sigue explotando todo lo relacionado con la Franja de Gaza, incluso la crisis del coronavirus, para chantajear a la Resistencia y liberar a sus presos.

En el último chantaje israelí a la Resistencia palestina, las autoridades de este régimen han condicionado la introducción de las nuevas vacunas contra el coronavirus, causante de la COVID-19, en la asediada Franja de Gaza a la liberación de sus soldados capturados por la Resistencia palestina.

Pese a que Israel ha aceptado la transferencia de cuatro millones de dosis de vacuna rusa a los palestinos, se ha negado a distribuirlas entre los residentes palestinos alegando “razones de salud”.

En los últimos días se realizaron reuniones entre funcionarios palestinos e israelíes para discutir la introducción de las vacunas en las diferentes áreas de Palestina, pero el régimen aprovechó las reuniones para tocar más de un hilo, especialmente la liberación de sus soldados presos.

Además, el canal de televisión israelí i24News, citando a fuentes, indicó que Israel, a través de los mediadores egipcios, envió una propuesta al Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) sobre el intercambio de prisioneros a cambio de proporcionar asistencia médica a este enclave costero.

 

Esta medida israelí provocó la indignación de varias organizaciones de derechos humanos que la consideraron contrario al derecho internacional, y recalcaron que “Israel [todavía] tiene responsabilidad judicial, moral y humanitaria hacia los palestinos como autoridad ocupante”.

De acuerdo con estas organizaciones, “el Cuarto Convenio de Ginebra obliga a Israel a aplicar y utilizar los medios necesarios para detener la propagación de enfermedades infecciosas en los territorios ocupados”.

Este nuevo chantaje israelí se produce mientras que Cisjordania y Gaza están presenciando un aumento muy grande de infecciones por el virus. El miércoles, las autoridades de la asediada Franja de Gaza anunciaron 935 casos nuevos de coronavirus, un nuevo récord de infectados desde el inicio de la pandemia.

Palestina ha pedido en varias ocasiones a la comunidad internacional que ejerza presión sobre el régimen de Israel, la potencia ocupante, para que levante el bloqueo y que garantice el suministro constante de equipos médicos y kits de pruebas necesarios para combatir la pandemia. De hecho, hace algo más de una semana el Ministerio de Salud gazatí reconoció que se había quedado sin test de pruebas.

tmv/lvs/mkh/hnb