• El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, en una reunión del organismo en El Cairo, capital egipcia, 4 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 29 de septiembre de 2020 9:02

Indignada por el gesto proisraelí de la Liga Árabe (LA), Palestina pide la renuncia del secretario general de este organismo, Ahmed Aboul Gheit.

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, denunció el lunes que Aboul Gheit ha perdido su credibilidad para liderar la Liga Árabe debido a su postura a favor de la normalización de lazos con el régimen israelí y pidió que presente de inmediato su renuncia, según informa la agencia local de noticias WAFA.

De este modo, Erekat reaccionó a las afirmaciones del líder de la LA, que defendió el acuerdo de normalización de nexos entre los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin con Israel y lo consideró como una medida para impedir la anexión de los territorios ocupados palestinos.

Sin embargo, el funcionario palestino afirmó que tales comentarios son la misma “cobertura corrupta” que Abu Dabi utilizó para establecer lazos con Israel en una “flagrante violación de la Carta de la Liga Árabe”.

 

De hecho, prosiguió, Aboul Gheit ha mostrado su apoyo a la visión del presidente de EE.UU., Donald Trump, que tiene el papel de intermediario en dicho acuerdo y respalda la ocupación por Israel de Al-Quds (Jerusalén), la Mezquita Al-Aqsa y la Iglesia del Santo Sepulcro, en esta sagrada ciudad.

“Esto es considerado como una luz verde para aquellos países árabes que buscan la libre normalización con Israel y una alianza con Israel en términos de seguridad y militar; en un sentido más preciso, Aboul Gheit se ha convertido en parte de la violación de los estatutos de la Liga”, dijo Erekat.

A mediados de este mes de septiembre, Baréin y Emiratos Árabes Unidos firmaron en EE.UU. sendos acuerdos de normalización de relaciones con Israel, pese al amplio rechazo tanto de los palestinos, como de muchos otros países de la región y del mundo.

En reiteradas ocasiones, los emiratíes han alegado que detener el plan para anexar Cisjordania y construir asentamientos era parte de su acuerdo con el régimen de ocupación de Tel Aviv. Sin embargo, poco después de establecer lazos con dichas monarquías del Golfo Pérsico, el premier israelí, Benjamín Netanyahu, reiteró que el acuerdo no detendría la expansión de asentamientos.

ftn/rha/mkh