• El secretario general de la OLP, Saeb Erekat, habla en una rueda de prensa, Ramalá, Cisjordania, 19 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 6 de septiembre de 2020 14:34

Palestina promete adoptar medidas, incluso la ruptura total de relaciones diplomáticas, con los países que trasladen sus embajadas a Al-Quds (Jerusalén).

“El traslado de embajadas a Al-Quds constituye una violación del derecho internacional. Haremos todo lo necesario para evitar tales medidas”, según ha indicado este domingo el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, en un mensaje publicado a través de Twitter.

Con este pronunciamiento, el funcionario palestino se ha referido a la reciente decisión de Serbia y Kósovo de trasladar sus respectivas misiones de Tel Aviv a Al-Quds, una medida que fue adoptada por presiones del presidente de EE.UU., Donald Trump, y con el fin de acercarse más al régimen de Israel.

No obstante, Erekat ha elevado el tono y ha advertido que “Palestina cortará sus relaciones diplomáticas y retirará a sus embajadores de cualquier país que insista y mude su sede diplomática a la ciudad ocupada de Al-Quds”.

Además, ha condenado el silencio y la inacción de ciertos países árabes frente a los planes proisraelíes de EE.UU., cuyo principal objetivo es legalizar la ocupación israelí de los territorios palestinos. “¿Dónde están los países árabes? ¿No hay gente que se preocupe por Palestina?”, ha cuestionado Erekat.

El presidente del Parlamento Árabe, Mishaal bin Fahm al-Salami, ha denunciado, por su parte, esta misma jornada, la medida proisraelí de Serbia y Kósovo, y la ha considerado una clara violación de las leyes y resoluciones internacionales.

 

La Resolución 478 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), adoptada el 20 de agosto de 1980, prohíbe a los países establecer misiones diplomáticas en los territorios ocupados de Al-Quds.

Pese a las críticas desatadas a nivel regional e internacional, la Administración norteamericana sigue tratando de convencer a cada vez más países de que se avengan con el régimen de Tel Aviv, como es el caso de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), que rubricaron un polémico acuerdo de normalización de lazos con las autoridades israelíes.

Estas medidas están en línea con otros polémicos pasos dados por Washington para apoyar al régimen de ocupación, tales como el traslado de su propia embajada a Al-Quds y el anuncio oficial de su controvertido ‘acuerdo del siglo’, un plan proisraelí rechazado en rotundo por los palestinos.

myd/anz/krd/rba