• El secretario general de la Liga Árabe (LA), Ahmed Aboul Gheit, en una reunión anual de la LA en el Cairo (capital egipcia), 4 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 5 de septiembre de 2020 23:35
Actualizada: domingo, 6 de septiembre de 2020 2:39

La Liga Árabe (LA) tachó de nula y sin efecto la decisión de Serbia y Kosovo de trasladar sus respectivas embajadas de Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén).

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, y el primer ministro de Kosovo, Avdullah Hoti, firmaron el viernes un pacto económico en la Casa Blanca, bajo la atenta mirada del presidente estadounidense, Donald Trump. Sin embargo, el acuerdo fue más allá e incluía el mejoramiento de relaciones con el régimen de Israel.

Este sábado, el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, ha subrayado en un comunicado que la medida de los archirrivales países de los Balcanes es contraria a las estipulaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) relacionadas con la cuestión palestina y que prohíben a los países trasladar sus embajadas a Al-Quds, por ser territorio ocupado por Israel desde 1967.

La Liga Árabe alerta que ignorar las decisiones internacionales es incorrecto e ilegal, y obstaculiza gravemente las posibilidades de alcanzar una paz verdadera, basada en la solución de dos Estados y conforme a las fronteras anteriores a 1967.

 

La Resolución 478 del CSNU, adoptada el 20 de agosto de 1980, prohíbe a los países que establezcan misiones diplomáticas en los territorios ocupados de Al-Quds.

Pese a las críticas desatadas a nivel regional e internacional, Estados Unidos continúa tratando de convencer a más países de acercarse al régimen de Tel Aviv, como el polémico acuerdo de normalización de lazos entre Emiratos Árabes Unidos (EAU) y el régimen de ocupación, alcanzado el 13 de agosto.

Ante ello, los secretarios generales de las facciones palestinas sostuvieron el jueves una reunión telemática en la que rechazaron las conspiraciones de EE.UU. e Israel para destruir la causa palestina y acordaron el desarrollo y fortalecimiento de la resistencia popular como la mejor opción para defender sus derechos legítimos.

mrp/ncl/rba