• El jefe de la dirección política de HAMAS, Ismail Haniya (centro), con varios simpatizantes, Franja de Gaza, 12 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 8 de septiembre de 2019 18:36

El líder de HAMAS asegura que la Resistencia nunca cederá ante las presiones y seguirá defendiendo Al-Quds (Jerusalén) y el derecho de refugiados palestinos.

“La resistencia nunca cederá ante las presiones, defenderá Al-Quds y el derecho al retorno” de los refugiados palestinos a su patria, ha indicado el jefe de la dirección política del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Ismail Haniya.

En un discurso ofrecido este domingo ante numerosos simpatizantes en la asediada Franja de Gaza, Haniya ha señalado, asimismo, que EE.UU. y el régimen de Tel Aviv buscan “pisotear el derecho al retorno de los refugiados palestinos” y que, a través de su llamado ‘acuerdo del siglo’, quieren “normalizar” el control israelí sobre Cisjordania.

LEER MÁS: Informe: Trump cederá partes de la Cisjordania palestina a Israel

LEER MÁS: ‘Acuerdo del siglo de EEUU es un crimen contra sociedad humana’

En alusión al acuerdo proisraelí del presidente de EE.UU., Donald Trump, que no contempla, entre sus puntos, la creación de un Estado soberano palestino con Al-Quds como capital, ni el derecho al retorno de los refugiados, el alto funcionario de HAMAS ha asegurado que la Resistencia “rechazará cualquier complot” que atente contra Al-Quds o los desplazados palestinos.

Al respecto, Haniya ha denunciado una campaña iniciada por los medios estadounidenses y sionistas que intentan “persuadir” a los palestinos para que emigren, voluntariamente, de sus propias tierras.

La resistencia nunca cederá ante las presiones, defenderá Al-Quds y el derecho al retorno” de los refugiados palestinos a su patria, ha indicado el jefe de la dirección política del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Ismail Haniya.

 

‘Acuerdo del siglo’ de Trump se trata de Palestina, mientras excluye a palestinos

El plan proisraelí de la Casa Blanca ha generado una ola de críticas y protestas, tanto dentro como fuera de los territorios ocupados palestinos. Se trata del segundo polémico paso de Trump anunciado en los últimos dos años, tras reconocer, en 2017, a la ciudad palestina de Al-Quds como la “capital” de Israel, urbe adonde trasladó poco después la embajada de EE.UU.

Pese a anunciar fechas, los arquitectos del ‘acuerdo del siglo’, diseñado ese mismo año, aún no lo han presentado. La Cancillería palestina ha tildado el supuesto “plan de paz” estadounidense de ser la “nueva Declaración Balfour”, documento que facilitó en 1917 la ocupación de Palestina por parte de Israel.

La Declaración Balfour fue una carta que envió el 2 de noviembre de 1917 el entonces canciller británico, Arthur James Balfour, a Lionel Walter Rothschild, un prominente líder sionista, donde expresó el apoyo de Londres a un “hogar nacional para el pueblo judío” en Palestina.

Ahora, transcurridos 102 años, EE.UU. revela su plan económico para crear un “fondo global” de 50 000 millones de dólares en inversiones para los territorios ocupados y países árabes vecinos de cara a la próxima década, sin mencionar la economía del Estado de Palestina, aunque sí intenta encubrir la ocupación y los asentamientos ilegales israelíes.

ask/anz/hnb

Comentarios