• Fuerzas israelíes atacan a los palestinos en la Mezquita Al-Aqsa en Al-Quds (Jerusalén), 11 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 11 de agosto de 2019 21:27

Los movimientos de Resistencia palestina alertan a Israel que la Mezquita Al-Aqsa es una “línea roja” para los palestinos, que la defenderán ante las agresiones.

El Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) y la Yihad Islámica Palestina han condenado este domingo los nuevos ataques de las fuerzas israelíes contra miles de palestinos que habían acudido a la Explanada de la Mezquita Al-Aqsa, en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) para participar en la oración del Eid al-Adha, la gran fiesta islámica del Sacrificio.

Las fuerzas israelíes atacaron con gases lacrimógenos, bombas de sonido y balas de plástico a los palestinos, dejando al menos 37 heridos, entre los que se encuentra Adnan al-Husein, miembro del Consejo Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

“La demencia de los ocupantes que buscan profanar la Mezquita Al-Aqsa afectará a ellos mismos. El régimen sionista es responsable de esta violación flagrante que conllevará que la situación explote (en los territorios palestinos ocupados)”, ha aseverado HAMAS mediante un comunicado.

LEER MÁS: ‘Israel agrede a palestinos por temor a perder sus intereses’

El movimiento de Resistencia palestina ha exhortado, en este sentido, a la unidad y la firmeza de los palestinos en defensa de la Mezquita Al-Aqsa y su patria ocupada por el régimen de Tel Aviv, hasta que consigan la liberación total de su territorio y la victoria final.

La demencia de los ocupantes que buscan profanar la Mezquita Al-Aqsa afectará a ellos mismos. El régimen sionista es responsable de esta violación flagrante que conllevará que la situación explote (en los territorios palestinos ocupados)”, ha aseverado el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS). 

 

El movimiento de la Yihad Islámica Palestina ha condenado, a su vez, las nuevas agresiones de Israel en la sagrada Mezquita Al-Aqsa, mientras enfatizaba que la “Resistencia” es la “única opción” del pueblo palestino para derrotar a los sionistas.

“El seguimiento de los crímenes de los ocupantes en Al-Quds y en la Franja de Gaza, así como en otras partes de Palestina, requiere una posición nacional. (…) El pueblo resistente palestino no escatimará esfuerzos ante este enemigo que agrede a la población, tierra, y santidades de Palestina”, ha recalcado.

Según han informado medios locales, más de 1700 colonos, acompañados por fuerzas policiales, irrumpieron en la Mezquita Al-Aqsa, a través de la Puerta de los Marroquíes, situada a pocos metros del Muro de Buraq (Muro de las Lamentaciones, en la tradición judía), ubicado en el corazón del casco antiguo de la ocupada ciudad de Al-Quds.

LEER MÁS: 3900 colonos israelíes irrumpieron en Mezquita Al-Aqsa en julio

Tal comportamiento por parte de los colonos israelíes constituye una clara violación del Tratado de Paz de Wadi Araba (1994) entre el régimen de Israel y Jordania, país custodio de los lugares sagrados musulmanes en Al-Quds.

Pese a que la Mezquita Al-Aqsa es un lugar de suma importancia para los musulmanes, Israel sueña con destruir dicho centro de culto a fin de transformarlo en un templo judío.

Los esfuerzos del régimen de Tel Aviv por destruir y judaizar la Explanada de las Mezquitas —la Mezquita Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca—, a la que los israelíes llaman “Monte del Templo”, han desatado la ira de los musulmanes de todo el mundo.

mnz/rha/mjs

Comentarios