• El presidente palestino, Mahmud Abás, preside una reunión del comité ejecutivo de la OLP en Ramalá, 15 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 5 de enero de 2019 13:56
Actualizada: sábado, 5 de enero de 2019 15:47

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, asegura que el llamado “acuerdo del siglo” de Donald Trump es papel mojado.

Abás, ante un grupo de periodistas en El Cairo, capital de Egipto, dijo el viernes que no tiene intención de negociar el llamado “acuerdo del siglo”, dado que el presidente de EE.UU, Donald Trump, reconoció Al-Quds (Jerusalén) como “capital” del régimen de Israel aun cuando la parte Este de la ciudad está ocupada por los sionistas.

“Las puertas están cerradas a los EE.UU. […], mientras no se retracten de sus decisiones contra el pueblo palestino, ningún palestino debería reunirse con los líderes estadounidenses, sin importar cuál sea su papel”, precisa el titular palestino.

En otra parte de sus declaraciones, Abás señala que la ANP está reexaminando su coordinación de seguridad con el régimen de Tel Aviv.

Las puertas están cerradas a los EE.UU. […], mientras no se retracten de sus decisiones contra el pueblo palestino, ningún palestino debería reunirse con los líderes estadounidenses, sin importar cuál sea su papel”, dice el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

 

El controvertido plan de Washington para supuestamente “resolver el caso palestino-israelí”, llamado “acuerdo del siglo” incluye, entre otras medidas proisraelíes, el rechazo del derecho al retorno a su tierra de los refugiados palestinos expulsados tras la instauración del régimen de ocupación israelí en 1948.

El yerno y asesor especial de Trump, Jared Kushner, y su enviado para el Oriente Medio, Jason Greenblatt, son los redactores del susodicho plan de paz de Washington y se espera que se dé a conocer en su versión definitiva a principios de 2019.

Desde un principio, las autoridades palestinas denunciaron la iniciativa, tachándola de “bofetada del siglo”, pues el plan de paz que ultima EE.UU. junto con Israel tiene como objetivo ulterior acabar con el proyecto nacional palestino.

Las autoridades palestinas, además, señalan que para la nación palestina el Gobierno estadounidense carece de legitimidad como mediador en el proceso palestino-israelí por su evidente falta de imparcialidad.

alg/rba/nii/

Comentarios