• Vista general del asentamiento israelí de Har Homa en el este de Al-Quds (Jerusalén), 29 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 23 de diciembre de 2018 22:42

Palestina ha logrado bloquear la venta de aproximadamente 3000 dunam de sus tierras a lo largo de la ocupada Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén) a judíos.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha informado este domingo de que ha llevado a cabo una operación a gran escala para evitar la venta de unos 3000 dunam (equivaliendo 1 dunam a 1000 metros cuadrados) de terrenos particulares palestinos cerca de Al-Quds y las ciudades cisjordanas de Ramalá, Nablus, Al-Jalil (Hebron), Qalqilya y Salfit.

Como consecuencia de la operación contra la expropiación de tierras palestinas por parte del régimen israelí, 44 personas, sospechosas de estar involucradas en una venta masiva de tierras palestinas a judíos, han sido arrestadas, ha agregado la ANP.

La ley palestina considera que el intento de vender o vender tierras a los judíos es un delito punible.

El régimen de Israel ocupó Cisjordania y Al-Quds durante la Guerra de los 6 Días en 1967. Actualmente, más de medio millón de israelíes viven en unos 120 asentamientos construidos en las mencionadas urbes.

 

Pese a las críticas de la comunidad internacional, en los últimos meses, las autoridades israelíes han acelerado el proceso de construcción y ampliación de colonias ilegales en Al-Quds y Cisjordania. Según los palestinos, estos esfuerzos se enmarcan dentro del proyecto israelí para judaizar las urbes y eliminar su identidad islámica.

El pasado mes de julio, la onegé israelí Peace Now (Paz Ahora) denunció que Israel ha asignado el 99,7 % de las tierras del área C de Cisjordania a colonos judíos. Con esta decisión, el régimen de Tel Aviv deja solo el 0,3 % de las tierras de la zona C —la parte de la ocupada Cisjordania bajo control militar y civil israelí— para los palestinos, es decir unas 400 hectáreas.

Esta situación se presenta, mientras las colonias israelíes en esos territorios palestinos son consideradas ilegales por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y la gran mayoría de la comunidad internacional, ya que la Convención de Ginebra prohíbe construir en terrenos ocupados.

fmk/ktg/hgn/alg

Comentarios