• Miembros de las Brigadas Ezzedin Al-Qassam, el brazo armado de HAMAS, en la Franja de Gaza, 6 de mayo de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 27 de octubre de 2018 6:23

HAMAS ha alertado que la normalización de lazos con Israel, en cualquier nivel que sea, supone “una puñalada por la espalda” para Palestina y el Islam.

“La normalización de lazos con el régimen sionista, en cualquier nivel que sea, tiene peligrosas consecuencias para los palestinos, su derecho histórico y la unidad e integridad de la comunidad islámica”, ha indicado el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) en un comunicado emitido este sábado.

HAMAS ha tildado de “inaceptables” los esfuerzos para la normalización de la relación con el régimen de Tel Aviv, en concreto, mientras aumenta los crímenes de “los ocupadores” y se le violan a diario los derechos humanos a los palestinos en sus propios territorios.

La Resistencia palestina también ha rechazado los intentos para judaizar Al-Quds (Jerusalén), aumentar los asentamientos ilegales en Cisjordania y mantener un férreo asedio a la Franja de Gaza.

Estos esfuerzos, destaca HAMAS, suponen “una puñalada por la espalda”, dado que “animan” a los israelíes para seguir con los crímenes que cometen contra la nación palestina.

La normalización de lazos con el régimen sionista, en cualquier nivel que sea, tiene peligrosas consecuencias para los palestinos, su derecho histórico y la unidad e integridad de la comunidad islámica”, ha indicado el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) en un comunicado.

 

HAMAS asimismo ha condenado la visita del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a Omán, país que no tiene relaciones diplomáticas con el régimen de Tel Aviv, y ha recalcado la importancia de apoyar a su pueblo y mantener la política de aislar al régimen israelí por parte de los países “amigos” y “hermanos”.

La nota oficial de la organización palestina se ha emitido después de que la ministra de cultura y deportes israelí, Miri Regev, llegara el viernes a Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), para acompañar al equipo israelí de judo en el torneo del “Grand Slam”. Por primera vez, los atletas israelíes competirán en Abu Dabi bajo una bandera israelí de facto. 

Varios países árabes como Arabia Saudí, EAU y Baréin han estado desde hace tiempo, suavizando gradualmente su postura política hacia Israel, lo que los analistas describen como un intento de preparar a la opinión pública de sus pueblos y a la comunidad internacional en general para posibles relaciones normales con Israel.

La nueva postura de ciertos países árabes contra Israel se ha formado pese a la larga lista de los crímenes que ha cometido y sigue cometiendo contra los palestinos desde su creación en los territorios de éstos en 1948.

ask/ktg/mtk/hnb

Comentarios