• La ministra de cultura y deportes del régimen de Israel, Miri Regev.
Publicada: viernes, 26 de octubre de 2018 19:00

Tras informes que revelaron nexos entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos sale a la luz la noticia de un viaje oficial de una ministra israelí al país árabe.

La ministra de cultura y deportes del régimen de Israel, Miri Regev, ha llegado este viernes a Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), para acompañar al equipo israelí de judo en el torneo del “Grand Slam”, mientras que recientemente ha habido muchos informes que indicaban las relaciones secretas entre Tel Aviv, y ciertos países árabes ribereños del Golfo Pérsico.

La ministra israelí tiene previsto participar mañana sábado en la ceremonia de inauguración del evento internacional en la ciudad deportiva Zayed, sita en el centro de Abu Dabi, ha reportado la agencia de noticias palestina Maan.

El viaje de Regev a los Emiratos Árabes Unidos marca la primera visita oficial de un ministro israelí a un país árabe litoral del Golfo Pérsico. Es la primera vez que a los atletas israelíes les permiten competir bajo la bandera del régimen de Tel Aviv en EAU.

Diferentes movimientos de Resistencia palestina han arremetido contra Abu Dabi por esa acción a la que tacharon de una “traición descarada” al pueblo palestino.

“Condenamos la normalización de lazos con el régimen de ocupación israelí en todas sus formas, incluido lo relativo a los deportes, como la participación de los equipos israelíes en competiciones deportivas celebradas en Estados del Golfo”, ha denunciado el Movimiento de la Yihad Islámica Palestina.

Condenamos la normalización de lazos con el régimen de ocupación israelí en todas sus formas, incluida en lo relativa a los deportes, como la participación de los equipos israelíes en competiciones deportivas celebradas en Estados del Golfo”, ha denunciado el Movimiento de la Yihad Islámica Palestina.

 

Abdel Salam Haniya, hijo del líder del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Ismail Haniya, ha repudiado también la “normalización” de relaciones con Israel y ha criticado en duros términos el recibimiento de un ministro israelí por parte de EAU.

Si bien Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí no reconocen oficialmente a Israel, hay datos indicadores de que las dos partes han cooperado secretamente durante años.

El martes, el presidente estadounidense, Donald Trump, comentó por error la alianza secreta entre Arabia Saudí e Israel, cuando estas dos partes ni siquiera tienen lazos diplomáticos formales.

En abril, el exviceministro de asuntos exteriores de Israel Dore Gold desveló el viaje secreto de un funcionario saudí a los territorios ocupados palestinos, e indicó las crecientes relaciones del régimen de Tel Aviv con Riad y Abu Dabi.

En los últimos meses, los Al Saud y los Al Jalifa han estado suavizando gradualmente su postura pública hacia Israel en lo que los analistas describen como un intento de preparar a la opinión pública de sus pueblos y en otros lugares para posibles relaciones normales con Israel.

mnz/lvs/fmd/mkh

Comentarios