• Soldados estadounidenses suben a un vehículo militar para abandonar la ciudad de Ras al-Ain, Siria, 28 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 18 de octubre de 2019 10:27

En un intento por impedir la materialización de la pesadilla de una Siria sin EE.UU., Israel pide la permanencia de tropas estadounidenses en la base de Al-Tanf.

Dada la importancia estratégica y geopolítica de la base militar de Al-Tanf, sita en el extremo suroriental de la provincia siria de Homs (centro), el régimen de Tel Aviv ha pedido a Washington que mantenga sus tropas ahí, según informó el miércoles el canal de televisión israelí Kan.

Israel, de acuerdo con la fuente, enfatiza que por la ubicación de la base, que está cerca de las fronteras sirio-iraquíes, la presencia militar estadounidense en Al-Tanf es de “primordial importancia” para impedir lo que llama la influencia de Irán.

LEER MÁS: ‘Israel ha fracasado en su misión de sacar a Irán de Siria’

De hecho, la Casa Blanca “prometió” que los intereses de Israel “no se verán perjudicados” cuando retiraba a sus tropas de Siria, de ahí que EE.UU. debe mantener su base en Al-Tanf, insistió el medio israelí.

Al respecto, el senador republicano por el estado estadounidense de Carolina del Sur, Lindsey Graham, indicó ayer jueves que “la pesadilla de Israel es que Irán se convierta en el mayor ganador del vacío que hemos creado a través del retiro de las tropas de Siria”.

La medida, de acuerdo con Graham “ha preocupado mucho” al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

La pesadilla de Israel es que Irán se convierta en el mayor ganador del vacío que hemos creado a través del retiro de las tropas de Siria”, señaló el senador republicano por el estado estadounidense de Carolina del Sur, Lindsey Graham.

 

Richard Blumenthal, senador demócrata por el estado de Connecticut, a su vez, indicó que el fin de la presencia militar estadounidense en este país árabe ha generado preocupaciones en los territorios ocupados (por Israel), por “el peligro” y “los daños” que amenazan “a cada uno de nuestros aliados en la zona”.

Al respecto, advirtió que la medida del presidente de EE.UU., el republicano Donald Trump, mientras Turquía lanza una operación contra las milicias kurdas en Siria, solo beneficia a los adversarios, es decir, Irán, Rusia y el presidente sirio, Bashar al-Asad.

LEER MÁS: Trump vuelve a traicionar a sus aliados kurdos en Siria

Trump anunció el 6 de octubre que no mantendría sus tropas cerca de las fronteras turcas ni apoyará la operación militar contra las fuerzas kurdas en el norte de Siria, dejando solo tanto a su socio estratégico en Siria como a las milicias kurdas que respaldaba. 

Varios políticos estadounidenses coinciden en que la postura de la Casa Blanca ante los aliados kurdos envía un mensaje peligroso de que ni los aliados, ni los adversarios, pueden confiar en las palabras o promesas de Washington.

El giro político de EE.UU. podría tener sus raíces en la alerta de Michel Kilo, un opositor sirio, quien reveló en septiembre que el nuevo plan saudí-estadounidense se centra en fortalecer a las tribus árabes en el este de Siria para reemplazar a los kurdos.

ask/ktg/mrz/alg

Comentarios