• Vídeo: Ministro israelí irrumpe en la Mezquita Al-Aqsa
Publicada: lunes, 9 de julio de 2018 0:41
Actualizada: martes, 10 de julio de 2018 0:10

Un alto funcionario israelí entra en el recinto de Al-Aqsa, tras el levantamiento de la prohibición que impedía la entrada a los funcionarios y parlamentarios.

El ministro de agricultura de Israel, Uri Ariel, se ha abierto camino este domingo en el complejo de la Mezquita Al-Aqsa, en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), en lo que supone la primera visita de este tipo realizada por un funcionario del régimen israelí desde 2015.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, levantó la semana pasada una prohibición para que los funcionarios políticos y miembros del parlamento visiten el sitio, que se basaba en un acuerdo alcanzado hace tres años con Jordania, país custodio de los lugares sagrados de la ocupada Al-Quds.

Ariel, un miembro del partido derechista Habayit Hayehudi (Casa Judía), ha conducido a un grupo de colonos judíos al patio de Al-Aqsa bajo fuertes medidas de seguridad, según testigos citados por los medios locales.

El funcionario ha pedido incluso, durante el ‘tour’, mantener el sitio abierto para oraciones judías durante todo el año, según indica el Canal 7 de Israel.

 

El ministro había obtenido una aprobación previa antes de visitar el complejo de Al-Aqsa de acuerdo con las instrucciones que requieren que un miembro del parlamento presente una solicitud 24 horas antes de visitar el sitio.

Hace tres años, Netanyahu se vio obligado a prohibir la entrada de los funcionarios a Al-Aqsa ya que estalló la indignación y las protestas en la Cisjordania ocupada por las repetidas incursiones de los colonos israelíes en el lugar.

Aunque la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer Al-Quds como capital israelí ha levantado numerosas protestas a nivel internacional, también ha logrado envalentonar aun más a Netanyahu y las autoridades, que reprimen cada día más a los palestinos.

Las presiones del régimen de Israel y sus actos provocativos contra los palestinos aumentan cada vez más los temores de que estalle la situación en la ciudad de Al-Quds.

La Mezquita Al-Aqsa es el tercer lugar sagrado del Islam. Los palestinos denuncian que el régimen de Tel Aviv pretende judaizar el recinto y eliminar su identidad islámica a fin de transformarla en un templo judío.

snr/rha/mkh/alg

Comentarios