• Agentes de la Policía nicaragüense se enfrentan una protesta antigubernamental en Managua, la capital de Nicaragua, 20 de abril de 2018.
Publicada: sábado, 12 de mayo de 2018 22:36
Actualizada: domingo, 13 de mayo de 2018 4:19

Ante una reciente escalada de tensiones, el Ejército de Nicaragua ha anunciado este sábado que no usará las armas para “reprimir” las violentas protestas contra el presidente Daniel Ortega, y aboga por el diálogo como solución a la actual crisis.

“No tenemos porque reprimir” a la población que se manifiesta en las calles, ha comunicado el portavoz del Ejército nicaragüense, coronel Manuel Guevara, quien considera el diálogo como “la solución” para resolver la actual crisis en este país centroamericano.

El vocero castrense también ha resaltado que la posición de las Fuerzas Armadas frente a la actual crisis en Nicaragua está en línea con el mandato constitucional de “proteger objetivos vitales para el funcionamiento del país”.

“Rechazamos informaciones manipuladas que nos quieren hacer aparecer reprimiendo” las protestas, ha agregado Guevara, al referirse a la presunta presencia de agentes militares en algunas entidades públicas.

No tenemos porque reprimir” a la población que se manifiesta en las calles, ha comunicado el portavoz del Ejército nicaragüense, coronel Manuel Guevara.

 

Después de que un directivo del gremio de ganaderos hiciera públicos los encuentros, Guevara ha confirmado que el Ejército nicaragüense se ha reunido con gremios de productores para exponer la postura de los uniformados en la actual crisis.

En las últimas semanas, se han producido protestas violentas en Nicaragua en contra de una polémica reforma anunciada por Ortega para cambiar el sistema de seguridad social.

A pesar de que el mandatario revocó su decisión, con el fin de facilitar el diálogo en el país, la oleada de protestas continúa en Nicaragua con violentos choques entre manifestantes y policías. Hasta el momento, han muerto más de 50 personas, entre ellas un agente del orden público. Además, se han registrado saqueos a negocios y destrucción de edificios públicos.

El presidente Ortega ha denunciado que detrás de esas protestas violentas existe una “conspiración”, impulsada por grupos supuestamente apoyados por Estados Unidos y el narcotráfico, pero ha aceptado dialogar y llegar a un acuerdo con el sector privado.

myd/ncl/fdd/mkh

Comentarios