• Manifestantes antigubernamentales en Managua, la capital de Nicaragua, 9 de mayo de 2018.
Publicada: sábado, 12 de mayo de 2018 0:59

El general retirado y exministro de Defensa de Nicaragua, Humberto Ortega Saavedra ha advertido este viernes al jefe del Comando Sur de EE.UU. que la crisis nicaragüense puede generar un colapso, y ha llamado a los diversos estamentos de la sociedad a hallar una solución a los problemas.

En una carta dirigida al jefe del Comando Sur estadounidense, Kurt Tidd, Ortega insta a “que sean los civiles del gobierno, Iglesia y sociedad quienes en el Diálogo Nacional den a Nicaragua la solución para la paz y la plena libertad en democracia sin colapsar nuestro país en el caos, estado fallido y violento, que agravaría toda nuestra región”.

En la misiva, el exalto mando militar apostilla que Nicaragua atraviesa una crisis muy compleja y difícil, que, según él, requiere sabiduría y gran sentido humanista de nación para superarla.

Ortega también defendió el papel fundamental del Ejército y la Policía nicaragüenses en la lucha contra el tráfico de drogas, las maras y la masiva migración ilegal que afectan la estabilidad y la seguridad de la región.

Que sean los civiles del Gobierno, Iglesia y sociedad quienes en el Diálogo Nacional deben dar a Nicaragua la solución para la paz y la plena libertad en democracia sin colapsar nuestro país en el caos, estado fallido y violento, que agravaría toda nuestra región”, afirmó Humberto Ortega Saavedra, exministro de Defensa de Nicaragua.

 

En las últimas semanas, se han producido protestas violentas en Nicaragua en contra de una polémica reforma aprobada mediante un decreto gubernamental.

Dicha reforma reducía las pensiones en un 5 % y aumentaba las contribuciones de empresas y trabajadores para rescatar al Instituto Nicaragüense del Seguro Social (INSS). El Gobierno pretendía recaudar así 250 millones de dólares (203 millones de euros).

Dicha iniciativa desencadenó una oleada de protestas en Nicaragua, con violentos choques entre manifestantes y policías, incidentes que se han saldado, hasta la fecha, con mas de 20 personas muertas, entre ellas un agente del orden público. También se produjeron saqueos a negocios y destrucción de edificios públicos.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha denunciado que detrás de esas protestas violentas existe una “conspiración”, impulsada por grupos supuestamente apoyados por Estados Unidos y el narcotráfico, pero ha aceptado dialogar y llegar a un acuerdo con el sector privado.

snz/ctl/hgn/mjs

Commentarios