• Estudiantes mexicanos protestan por un nuevo caso de feminicidio
Publicada: sábado, 6 de mayo de 2017 4:44
Actualizada: sábado, 6 de mayo de 2017 9:13

Colectivos feministas, así como decenas de estudiantes de la principal universidad de México, se manifestaron en contra de un feminicidio ocurrido en el campus.

Grupos de estudiantes mexicanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), mayoritariamente mujeres, marcharon el viernes en protesta por la muerte de una joven en el campus universitario, y al mismo tiempo denunciaron cómo las autoridades del país han tratado el caso al dar a conocer detalles de la vida privada de la víctima.

Los manifestantes exigieron el esclarecimiento de los hechos ocurridos dentro del caso de feminicidio que involucra la muerte de Lesvy Osorio, además de protestar en contra de la violencia de género en la mencionada universidad.

Los participantes en la protesta portaron carteles en los que se leían mensajes como: “Lesvy somos todas, Lesvy no ha muerto” o “Si me matan dirán que fue por andar de revoltosa. Basta de feminicidios”.

Sumado a todo esto, se corearon consignas como “no somos una, no somos 100, pinche gobierno, cuéntanos bien” o “Fue feminicidio, fue un crimen de Estado”, además de que las mujeres reclamaron a las autoridades que abandonen los prejuicios respecto a los casos de feminicidio.

Los asistentes a la marcha acusaron a la Fiscalía de Ciudad de México, capital mexicana, de pretender justificar la muerte de la víctima, ocurrida el pasado miércoles en el mencionado campus, en una serie de mensajes publicados al día siguiente a los hechos (jueves) en su cuenta oficial de la red social Twitter.

 

En estos tuits, que ya fueron retirados, la Procuraduría de Justicia reveló, entre otros detalles, que la víctima había abandonado sus estudios y que estaba “alcoholizándose y drogándose” con un grupo de amigos antes de su muerte.

El mismo jueves, el fiscal capitalino, Rodolfo Ríos, rectificó y borró los mensajes de Twitter, admitiendo que su publicación fue “un grave error”, y destacó que la conducta, la vida privada o la condición social de una víctima jamás deberían incidir en una investigación.

En los últimos años, el país latinoamericano ha sido escenario de casos de violencia contra la mujer y feminicidios como los de Ciudad Juárez (norte) y, más recientemente, en el estado de México, vecino a la capital, donde 406 mujeres fueron asesinadas en 2015, según cifras oficiales.

La Organización de las Naciones Unidas para las Mujeres (ONU Mujeres) alertó en abril de 2016 que México lidera la lista de países latinoamericanos como una de las naciones con la tasa de feminicidios más alta de la región, seguido de Brasil y Argentina.

krd/anz/hnb

Comentarios