• Cazas japoneses F-15 (abajo y arriba) en un ejercicio aéreo con bombarderos de EEUU F/A 18 Hornet sobre el mar de Japón, 1 de septiembre de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 12 de diciembre de 2020 11:22

Japón decide no incluir en el ejercicio fiscal de 2021 los gastos previstos para modernizar sus cazas F-15 con misiles de crucero de largo alcance de EE.UU.

Según informó el viernes la agencia de noticias japonesa Kyodo, citando a fuentes gubernamentales, esta decisión de no apropiarse de los 21,300 millones de yenes (205 millones de dólares) fue tomada para dotar a estas aeronaves de la Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón con misiles de crucero de largo alcance estadounidenses, capaces de ser lanzados hasta 900 kilómetros.

Conforme a Kyodo, se espera que el costo se quintuplique por la escasez de suministros de los componentes eléctricos que se necesitan en la construcción de cohetes alados, lo que, no obstante, afecta a los fabricantes norteamericanos, y supuestamente deberían construir nuevas líneas de producción para fabricarlos.

Las fuentes agregaron que antes de que aumentaran los precios, el Gobierno japonés planeaba terminar la actualización de los veinte cazas F-15 de la Fuerza de Autodefensa Aérea para el año 2027.

 

Sin embargo, esta decisión de equipamiento de los aviones de combate con nuevas armas misilísticas con un alcance de hasta 900 kilómetros, tiene como objetivo dar al Ejército japonés la capacidad de disparar fuera del alcance de un enemigo convencional, y forma parte de la aspiración de Japón de contrarrestar el cada vez más palpable potencial militar chino.

En el mar de Bohai (situado en el mar de la China Oriental), existen las islas, Senkaku, para Japón, o Diaoyu para China, que son un grupo de islotes deshabitados, ubicados en el aludido mar y en el extremo occidental de Japón, controlados por Tokio, pero reclamados por Pekín desde finales de la década de 1960.

La tensión entre China y Japón se agravó a principios de 2017, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, intervino en el caso y expresó el apoyo de su país a Japón en el marco de un polémico pacto bilateral de cooperación defensiva.

Esta decisión de modernizar cazas de la Fuerza Aérea de Japón se tomó unos días después de que el diario japonés Sankei anunciara el pasado 6 de diciembre que Tokio realizará simulacros militares con EE.UU. y Francia en 2021 ante el aumento de actividades del Ejército chino en la región.

China, por su parte, demanda su derecho soberano sobre las islas Diaoyu, e insta a Japón a no provocar “tensión artificial” en torno a estos disputados islotes.

mrp/ktg/mjs