• Lu Kang, vocero de la Cancillería china, habla en una rueda de prensa.
Publicada: domingo, 1 de abril de 2018 9:55
Actualizada: domingo, 1 de abril de 2018 10:34

China reaccionó enérgicamente contra una medida que ha adoptado Japón de ordenar a los centros educativos enseñar a los estudiantes que las islas Diaoyu (llamadas Senkaku por Tokio), ubicadas en el mar de la China Oriental, son territorios inherentes japoneses.

“China defiende con determinación su soberanía territorial y cualquier intento de infringir la soberanía de China sobre las islas Diaoyu será inútil”, declaró el sábado el vocero de la Cancillería china, Lu Kang.

Tras recordarle a la parte japonesa de que dicha zona y sus isletas adyacentes pertenecen al gigante asiático desde tiempos antiguos, recomendó a Tokio ofrecer una historia correcta a la nueva generación japonesa.

“Urgimos a la parte japonesa encarar la historia y la realidad, adoptar una visión histórica correcta al educar a los jóvenes y dejar de avivar problemas sobre este asunto”, dijo Lu mientras confirmó que Pekín ha entregado sus quejas sobre el asunto al Gobierno nipón.

China defiende con determinación su soberanía territorial y cualquier intento de infringir la soberanía de China sobre las islas Diaoyu será inútil”, declaró Lu Kang, vocero de la Cancillería de China.

 

Las islas Diaoyu son un grupo de islotes deshabitados ubicados en el extremo occidental de Japón, controlados por Tokio, pero reclamados por Pekín desde finales de la década de 1960.

Esta zona deshabitada tienen en total una superficie de unos siete kilómetros cuadrados, pero algunos expertos sostienen que podrían albergar importantes recursos marinos y energéticos.

La tensión entre las dos partes se agravó a principios del año pasado cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, intervino en el caso y expresó el apoyo de su país a Japón en el marco de un polémico pacto bilateral de cooperación de defensa.

msm/lvs/msf