• La base militar de Al-Harir, ubicada al norte de Erbil, capital de la región autónoma del Kurdistán iraquí.
Publicada: viernes, 5 de febrero de 2021 6:13
Actualizada: viernes, 5 de febrero de 2021 7:16

Estados Unidos expande su base militar en el Kurdistán iraquí (norte), pese a las llamadas que exigen la salida de las tropas norteamericanas del país.

En los últimos dos meses, los soldados estadounidenses han estado realizando obras de ampliación dentro de las instalaciones de la base de Al-Harir, ubicada al norte de Erbil, capital de la región autónoma del Kurdistán, reportó el jueves el diario árabe Al-Araby Al-Jadeed (con sede en Londres), citando a fuentes militares iraquíes.

Conforme dio a conocer un funcionario de la Dirección de Inteligencia Militar del Ministerio de Defensa iraquí, bajo la condición de anonimato, las referidas obras incluyen la construcción de refugios subterráneos, almacenes y cuarteles.

Esta base, prosiguió la misma fuente, se ha convertido en fechas recientes en un centro de gestión de las operaciones de las fuerzas norteamericanas en áreas vecinas del norte de Siria, que están bajo control de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por EE.UU. 

El reporte sale a luz, pese a que el Parlamento iraquí aprobó el 5 de enero una resolución que exige la expulsión de las tropas de Estados Unidos del país árabe.

 

Esa resolución fue aprobada dos días después del asesinato del teniente general iraní Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, y del subcomandante iraquí de Al-Hashad Al-Shabi, Abu Mahdi al-Muhandis, en una operación terrorista realizada el 3 de enero de 2020, en Bagdad (capital iraquí), y ordenada por el entonces presidente de EE.UU., Donald Trump.

En noviembre pasado, el Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) anunció una significativa reducción de sus tropas en Irak, a 2500 militares. No obstante, el nuevo secretario de Defensa, Lloyd Austin, ya está revisando la orden que promulgó Trump, tal y como avisó a finales de enero el diario local The Wall Street Journal (WSJ).

Entretanto, varios analistas y observadores aseveran que Estados Unidos nunca saldrá del territorio nacional iraquí, a menos que un día les obliguen.

De hecho, los grupos de la Resistencia de Irak se han comprometido a expulsar a las tropas estadounidenses del territorio iraquí, advirtiendo de la conducta desestabilizadora de Washington en el país árabe, en concreto su apoyo al grupo terrorista Daesh.

tqi/ctl/hnb