• El líder del grupo iraquí Asaib Ahl al-Haq, Qais al-Jazali.
Publicada: miércoles, 6 de enero de 2021 6:46

El grupo de la Resistencia iraquí Asaib Ahl Al-Haq enfatiza que la independencia del país se garantizará con la expulsión completa de todas las tropas extranjeras.

Reiteramos nuestro énfasis en poner fin a la intervención extranjera en Irak, que es un obstáculo al derecho de Irak a construir sus propias fuerzas y confianza en sí mismo para proteger su territorio”, ha afirmado este miércoles Qais al-Jazali, líder del grupo Asaib Ahl al-Haq, que forma parte de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) en Twitter.

Asimismo, en su mensaje emitido con motivo del centenario de la creación del Ejército iraquí, Al-Jazali ha hecho hincapié en que la culminación de la independencia de Irak y la recuperación de su soberanía se logrará con la retirada de las tropas extranjeras de todo el territorio del país.

En otra parte de sus declaraciones, el líder iraquí ha enfatizado en la importancia de confinar las armas y dejarlas en manos de las agencias de seguridad del país para poder, como ya han hecho durante muchos años, luchar contra el terrorismo.

 

Calificando al Ejército iraquí de una “riqueza” para el país, Al-Jazali ha subrayado su papel fundamental en combatir a diferentes grupos terroristas, “le pido a Dios Todopoderoso que lo preserve como un activo para Irak y un apoyo para todas nuestras heroicas fuerzas de seguridad de las Fuerzas de Movilización Popular”, ha concluido.

Tanto los grupos de Resistencia como la mayoría de las corrientes políticas de Irak exigen la salida inmediata de las tropas de EE.UU. del suelo iraquí, pues, denuncian, Washington ha violado en varias ocasiones la soberanía del país árabe.

Es más, el descontento ante la violación de la soberanía iraquí por parte de Washington ha aumentado el 3 de enero de 2020, tras el asesinato del teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, en un ataque terrorista por EE.UU. en Bagdad (la capital).

Según las autoridades iraquíes, la Administración estadounidense respalda a los grupos terroristas como Daesh para perpetrar ataques en este país con el objetivo ulterior de desestabilizar Irak y justificar la presencia militar “ilegal” de EE.UU. en suelo iraquí.

shz/ktg/mjs