• “Desplegando Patriot, EEUU busca prolongar su presencia en Irak”
Publicada: martes, 31 de marzo de 2020 16:38

Un analista afirma que el despliegue de sistemas Patriot en Irak pone de relieve las intenciones de Washington de prolongar su presencia en el país árabe.

“Lo que está haciendo es alargar su presencia y sobre todo dejando una impronta muy peligrosa a través de estas baterías de misiles Patriot que está desplegando”, ha aseverado este martes el periodista Axier Amo Izarra en una entrevista con la cadena HispanTV.

Pese a las demandas del pueblo iraquí para la retirada de las tropas estadounidenses, las autoridades del país norteamericano han ordenado el emplazamiento de baterías de Patiot en dos bases iraquíes, una Ain al-Asad, en el oeste, y la otra en Erbil. Además, se prevé que Washington envíe otros dos sistemas a Irak.

Conforme ha señalado Amo Izarra, Washington trata de  transmitir “un mensaje de fuerza, alarma y amenaza” a otros países de la región de Asia Occidental.

“EE.UU. busca generar tensiones y sobre todo lanzar un mensaje de amenaza y de fuerza de que EE.UU. está presente allí, está presente con armas muy destructoras y que no lo olvidemos nunca”, ha dicho.

 

El entrevistado, en otro momento de sus declaraciones, ha indicado que EE.UU. “está generando una tensión innecesaria” con sus recientes movimientos en Irak, “aprovechando estos momento de distracción” en el mundo por el asunto vital del COVID-19.

El despliegue del sistema estadounidense Patriot en Irak se produce, mientras circulan los reportes de que Washington está urdiendo un plan de ataque contra las posiciones de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), integradas oficialmente en las Fuerzas Armadas de Irak.

Las fuerzas populares iraquíes, no obstante, afirman que EE.UU. ha emprendido una “guerra psicológica” y aseguran que están al tanto de los planes de Washington dentro y fuera de Irak, expresado también su disposición para hacer frente a cualquier ataque de Washington

Irak exige más que nunca la salida de tropas estadounidenses, particularmente, después de que Washington ordenara el 3 de enero un ataque selectivo en Bagdad que mató al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y al subcomandante de las Al-Hashad Al-Shabi, en árabe, Abu Mahdi al-Muhandis, entre otros compañeros.

Fuente: HispanTV Noticias

tqi/ncl/rba