• El premier de Irak presenta su renuncia al Parlamento
Publicada: sábado, 30 de noviembre de 2019 18:33
Actualizada: martes, 3 de diciembre de 2019 22:18

El primer ministro de Irak, Adel Abdul-Mahdi, ha presentado su dimisión al Parlamento, tras dos meses de protestas sociales en el país árabe.

En un discurso ofrecido este sábado, el premier iraquí ha calificado su renuncia de “acto necesario” para solventar la crisis en el país y ha pedido a los diputados iraquíes que aprueben en breve a otro candidato para el puesto.

“La renuncia es importante para poner fin a la crisis. Llamo al Parlamento a que elija a un sucesor lo antes posible”, ha insistido Abdul-Mahdi en declaraciones recogidas por la cadena catarí de televisión Al Jazeera.

El ya expremier iraquí ha aclarado, asimismo, que su decisión de dimitir del cargo responde a la petición del máximo clérigo chií del país, el ayatolá Seyed Ali Sistani, y también a la difícil situación que se vive en Irak en los últimos dos meses.

Abdul Mahdi ha vuelto a defender el derecho del pueblo a expresar sus demandas legítimas de manera pacífica en las calles, pero ha condenado los esfuerzos de ciertos infiltrados en las manifestaciones para perturbar la seguridad mediante actos de sabotaje.

LEER MÁS: Irak, bajo las sucias manos de Washington y sus socios

La renuncia es importante para poner fin a la crisis. Llamo al Parlamento a que elija a un sucesor lo antes posible”, ha dicho el premier iraquí, Adel Abdul-Mahdi, tras presentar su dimisión al Parlamento.

 

En un discurso ofrecido durante el rezo del viernes en la ciudad de Kerbala, el ayatolá Sistani pidió al Parlamento que evaluara la posibilidad de retirar su apoyo al Gobierno para frenar la espiral de violencia y los actos de “vandálicos” en las protestas que sacuden Irak.

Ante la compleja situación, el alto clérigo chií exigió al Parlamento que “acelere la adopción de un conjunto de leyes electorales que satisfagan las demandas de la gente, como preludio de elecciones libres y justas que reflejen correctamente la voluntad del pueblo iraquí”.

Diferentes políticos iraquíes y analistas internacionales han denunciado que los servicios de inteligencia del régimen de Israel, de Arabia Saudí y EE.UU. están detrás de los actos vandálicos registrados durante las protestas en Irak. Con este complot, buscan controlar económica y políticamente Irak y robar sus recursos naturales, en especial, el petróleo.

LEER MÁS: Hezbolá iraquí a EEUU, Israel y Riad: estén fuera de protestas o…

mnz/nii/

Comentarios