• El portavoz de las Fuerzas Armadas de Irak, Abdul Karim Jalaf, habla durante una rueda de prensa.
Publicada: miércoles, 6 de noviembre de 2019 16:37
Actualizada: miércoles, 6 de noviembre de 2019 19:13

Fuerzas Armadas de Irak instan a los manifestantes a tomar “vías pacíficas” para reclamar sus demandas y advierten de mano dura a alborotadores e infiltrados.

En una rueda de prensa, el portavoz de las Fuerzas Armadas de Irak, Abdul Karim Jalaf, ha informado este miércoles de la orden que se ha impartido a los miembros de las ramas militares para no usar munición real contra los manifestantes que protestan contra la corrupción y el empeoramiento de las condiciones sociales en el país.

No obstante, el funcionario iraquí ha subrayado que el Gobierno hará frente a los alborotadores que desestabilicen el orden y bloqueen las carreteras, ya que estas son de crucial importancia para la población, así como para la transferencia del crudo a los puertos petroleros.

“El bloqueo de las carreteras impide la transferencia de los envíos de petróleo, e Irak tiene la obligación de vigilar los puertos”, ha aseverado.

Según un portavoz del primer ministro iraquí, el cierre del puerto meridional de Um Qasr— una terminal petrolera clave en el Golfo Pérsico— por las protestas le ha costado a Irak más de 6000 millones de dólares hasta ahora.

El bloqueo de las carreteras impide la transferencia de los envíos de petróleo, e Irak tiene la obligación de vigilar los puertos”, ha aseverado el portavoz de las Fuerzas Armadas de Irak, Abdul Karim Jalaf, tras el bloqueo de las carreteras por infiltrados en las protestas.

 

Este miércoles, fuentes de seguridad y del sector petrolero han informado a la agencia británica de noticias Reuters que manifestantes antigubernamentales habían bloqueado la entrada a la refinería de Nassiriya en el sur de Irak. El sabotaje ha causado escasez de combustible en toda la provincia de Di Car, han agregado las fuentes.

Las manifestaciones en el país árabe comenzaron el 1 de octubre en reacción a la corrupción, el paro y los ineficaces servicios básicos. El Gobierno iraquí ha declarado que reconoce el derecho a expresarse en las calles, pero rechaza la violencia. Asimismo, las autoridades han detenido a varios infiltrados armados que pretendían realizar desmanes en las protestas, disparando a la multitud y a las fuerzas de seguridad.

LEER MÁS: Irak afirma que permite protestas, pero no tolerará la violencia

Diferentes políticos y diputados iraquíes han señalado que Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí están detrás de los disturbios en el país árabe.

LEER MÁS: EEUU e Israel aplauden el ataque al consulado iraní en Irak

El presidente de Irak, Barham Saleh, decidido a responder a las demandas de los manifestantes, ha informado de un acuerdo político para celebrar comicios anticipados. Además, el Parlamento iraquí ha aprobado una serie de reformas para responder a las demandas populares.

tmv/ctl/nsr/mjs

Comentarios