• Manifestantes iraquíes cerca del puente Al-Jumhuriya que conduce a la Zona Verde de alta seguridad, Bagdad, 4 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 4 de noviembre de 2019 23:13
Actualizada: martes, 5 de noviembre de 2019 3:10

Las Fuerzas Armadas de Irak señalan que se esforzarán al máximo para mantener la seguridad y no dejarán que infiltrados generen violencia durante las protestas.

“No dejaremos que haya inseguridad y caos en el país, y haremos frente a cualquier manifestación que se realice fuera de la plaza Al-Tahrir (en Bagdad, la capital iraquí)”, ha aseverado este lunes el portavoz de las Fuerzas Armadas de Irak, Abdul Karim Jalaf.

En declaraciones vertidas a la agencia local de noticias Alforatnews, Jalaf ha aclarado que el Ejército iraquí no busca reprimir a nadie y a ninguna movilización, pero ha advertido que los importantes edificios administrativos son “una línea roja” del país.

Ha denunciado además que algunos individuos, haciéndose pasar por manifestantes, se han infiltrado en las movilizaciones para violentar y desestabilizar el país.

Esos infiltrados, agrega, han incendiado este lunes varios puentes en Bagdad, provocando graves daños materiales a la infraestructura del país. Han intentado además bloquear varias carreteras, pero las fuerzas de seguridad frustraron sus planes.

LEER MÁS: Irak afirma que permite protestas, pero no tolerará la violencia

No dejaremos que haya inseguridad y caos en el país, y haremos frente a cualquier manifestación que se realice fuera de la plaza Al-Tahrir (en Bagdad, la capital iraquí)”, ha aseverado el portavoz de las Fuerzas Armadas de Irak, Abdul Karim Jalaf.

 

Las manifestaciones en el país árabe comenzaron el 1 de octubre en reacción a la corrupción, el paro y los ineficaces servicios básicos. El Gobierno iraquí ha declarado que reconoce el derecho a expresarse en las calles, pero rechaza la violencia. Asimismo, las autoridades han detenido a varios infiltrados armados que pretendían realizar desmanes en las protestas, disparando a la multitud y a las fuerzas de seguridad.

Diferentes políticos y diputados iraquíes han señalado que Estados Unidos e Israel están detrás de los disturbios en el país árabe. De hecho, Washington y el régimen de Tel Aviv han sido los únicos en aplaudir los actos violentos en Irak.

LEER MÁS: EEUU e Israel aplauden el ataque al consulado iraní en Irak

“Cuando decimos que Estados Unidos e Israel planean esta manifestación, no hemos hablado en vano”, fustigó Faleh al-Khazali, diputado de la ciudad de Basora (sureste).

LEER MÁS: Hezbolá iraquí a EEUU, Israel y Riad: estén fuera de protestas o…

El presidente de Irak, Barham Saleh, decidido a responder a las demandas de los manifestantes, ha informado de un acuerdo político para celebrar comicios anticipados y ha anunciado que el primer ministro, Adel Abdul-Mahdi, está dispuesto a dimitir si los bloques en el Parlamento se ponen de acuerdo sobre un sustituto. Además, el Parlamento iraquí ha aprobado una serie de reformas para responder a las demandas populares.

mnz/rha/nsr/hnb