• Premier iraquí dice que seguirá reclamaciones legítimas del pueblo
Publicada: viernes, 4 de octubre de 2019 1:22
Actualizada: sábado, 5 de octubre de 2019 2:26

El premier iraquí lamenta que ciertas personas hayan eliminado las protestas de su curso pacífico mientras valora las demandas económicas de los manifestantes.

Adel Abdul-Mahdi ha insistido este viernes en que Bagdad no tiene la intención de impedir que sean escuchadas y atendidas las voces de los participantes en las manifestaciones antigubernamentales que estallaron el martes en el país por temas como la corrupción, el desempleo y los problemas en los servicios públicos.

“Defiendo las legítimas reclamaciones de los manifestantes para terminar con la corrupción, pero deben dejar actuar al Gobierno”, ha señalado el premier por medio de un mensaje televisivo.

Ha puesto de relieve en este sentido que Bagdad está tratando de cumplir con las demandas hechas en las protestas que entraron el jueves en su tercer día consecutivo.

LEER MÁS: Irak abre investigación por actos violentos en protestas en el país

LEER MÁS: Irak declara toque de queda en Bagdad para proteger a residentes

En este contexto, el Gobierno iraquí ya emitió un comunicado el jueves en que hizo saber la destitución de 1000 funcionarios del país árabe debido a la corrupción.

Defiendo las legítimas reclamaciones de los manifestantes para terminar con la corrupción, pero deben dejar actuar al Gobierno”, ha señalado el primer ministro iraquí, Adel Abdul-Mahdi.

 

En otra parte de sus declaraciones, el premier ha lamentado que ciertas personas hayan desviado de su curso pacífico las protestas.

Por su parte, Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, sostuvo el jueves que las manifestaciones deben realizarse de acuerdo con la ley y, al mismo tiempo, aseguró que Bagdad debe ejercer la máxima moderación al respecto.

Ante esta coyuntura, algunos medios occidentales y árabes, en particular de Arabia Saudí, han exagerado las protestas con la intención de alentar la violencia en el país árabe contra el Gobierno iraquí que aún está luchando contra los terroristas de EIIL (Daesh, en árabe).

LEER MÁS: Irak limpia de Daesh 650 km de la frontera con Siria y Arabia Saudí

LEER MÁS: Fuerzas populares iraquíes eliminan remanentes de Daesh en 6 aldeas

mtk/lvs/nlr/mjs

Comentarios