• Unidades militares del Ejército iraquí y de Al-Hashad al-Shabi avanzan hacia Mosul.
Publicada: lunes, 18 de mayo de 2015 13:58
Actualizada: sábado, 30 de diciembre de 2017 5:59

Más de 60.000 fuerzas populares iraquíes, conocidas como Al-Hashad Al-Shabi, han llegado a la provincia de Al-Anbar (oeste), para luchar junto al Ejército contra los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe), que recientemente se apoderaron del centro de la ciudad de Ramadi, la capital provincial.

Los combatientes populares se han desplegado este lunes en la base militar de Habaniya, a unos 30 kilómetros al este de Ramadi.                                                                                                                                

De acuerdo con un comunicado emitido hoy por el Consejo Provincial de Al-Anbar, las tropas voluntarias están bien armadas y "tienen una gran capacidad militar" para lanzar una ofensiva de gran envergadura contra los takfiríes y recuperar el control total de Al-Anbar.

Según informes, el secretario general de la organización iraquí Badr, Hadi al-Ameri, es uno de los responsables de dirigir a las tropas voluntarias en esa gran operación.

Yusef al-Kilabi, un portavoz de las fuerzas voluntarias chiíes que luchan codo a codo con el Ejército, ha dicho a The Associated Press que los combatientes chiíes se habían comprometido a "eliminar al enemigo bárbaro" y "lograr este triunfo y no vamos a aceptar nada menos que eso".

Tras varios días de feroces enfrentamientos entre las fuerzas tribales iraquíes y del Ejército por un lado y los integrantes del grupo takfirí Daesh por otro, los terroristas pudieron llegar la semana pasada al centro de la ciudad de Ramadi, e izaron su bandera negra en el complejo gubernamental.

El primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi, ordenó a las fuerzas Al-Hashad Al-Shabi, prepararse para el inicio de las operaciones para echar fuera a los terroristas de las partes ocupadas de la provincia de Al-Anbar, hecho que aprobó, también, el Consejo Provincial de Al-Anbar.

El jefe del Consejo Provincial de Al-Anbar, Sabah Karhut, ha explicado este lunes que la entidad que dirige aprobó el domingo con amplia mayoría la participación de las tropas voluntarias en esa ofensiva.

Además, ha dicho que el Consejo Provincial de Al-Anbar había pedido al Parlamento celebrar una sesión de urgencia para abordar la crisis en esa provincia.

La ofensiva del EIIL en Ramadi ha acabado con la vida de cientos de personas entre ellas, civiles y fuerzas de seguridad.

Las regiones norteñas y occidentales de Irak han estado en caos desde que el grupo takfirí Daesh inició su campaña de terror a principios de junio de 2014. Los terroristas tienen el control de la ciudad de Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak.

Desde entonces, el Ejército iraquí, que cuenta con el apoyo de las tropas voluntarias, ha logrado expulsar a los terroristas de muchas zonas de las que se ha apropiado.

ftm/ctl/nal

Comentarios